No hay institución que quede a salvo de la violencia corruptora de la izquierda totalitaria.
Esto no tiene nada que ver con derechos ni con homosexuales. Sino con el asalto al Estado: la proclamación de que sus órganos armados quedan al servicio de la ideología de este gobierno. https://t.co/QsTVroGyyu

— Hermann Tertsch (@hermanntertsch) June 27, 2020