crustáceos

Sanidad desaconseja chupar las cabezas de las gambas y otros crustáceos

Los datos disponibles apuntan a que la ingesta de cadmio cuando se consume la cabeza supone 4 veces la ingesta que se obtendría al consumir solo el abdomen del crustáceo