Carmen Romero: "Los editores somos personas enamoradas de los libros y el amor hacia la palabra escrita se manifiesta de diferentes maneras"

Carmen Romero: "Los editores somos personas enamoradas de los libros y el amor hacia la palabra escrita se manifiesta de diferentes maneras"
Carmen Romero: "Los editores somos personas enamoradas de los libros y el amor hacia la palabra escrita se manifiesta de diferentes maneras"

La escritora ha visitado Compostela para presentar su primera novela; El último regalo de Paulina Hoffmann (Planeta, 2018)

Todos los lectores siempre han soñado trabajar alguna vez de editor o editora para una editorial: leer manuscritos, sacar lo mejor de una novela para mejorarla... muchos quedan en sueños y otros en realidad. La protagonista de nuestra entrevista es de las afortunadas.

Carmen Romero (Madrid, 1981) es licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense y desde muy jóven ha trabajado en el ámbito de los libros, siempre ligada a la literatura. Hoy trabaja como editora en Ediciones B y ha dado un paso más en su carrera: publicar su primera novela. El último regalo de Paulina Hoffmann es un canto a las mujeres con fuerza y valentía.

- La primera pregunta y la más directa. ¿Quién es Carmen Romero Dorr?

Soy una lectora por encima de todo lo demás y como lectora vivo el amor por los libros de diferentes maneras. Como editora busco textos que me enamoren y ayudar a otros escritores a sacar lo mejor de sí en sus historias y ahora como novelista, atreviéndome a poner detrás del teclado y a escribir mi propia historia.

- De editora a escritora. ¿Cómo ha sido dar es gran paso en tu vida?

Ha sido muy natural. Los editores somos personas enamoradas de los libros y el amor hacia la palabra escrita se manifiesta de diferentes maneras. Todo el día trabajando con novelistas es inevitable que uno se pregunte si es capaz de hacerlo. Cuando encuentras la historia, o en mi caso la historia me ha encontrado a mi, te animas y empiezas.

- Me imagino que durante el proceso de escritura te habrás hecho mucha autocrítica influenciada por tu trabajo diario.

Yo he escrito el libro en dos etapas porque me quise separar del papel de editora durante el proceso de escritura para que no me contaminara. El primer borrador vino generado por la muerte de mi abuela y fue algo muy visceral; todo desordenado, torrencial desde las tripas y fue muy rápido, en menos de seis meses.

Luego vino esa segunda etapa de dos años, revisando, corrigiendo, estructurando y ahí aplicando lo que uno sabe para sacar la mejor novela posible.

- En menos de seis meses fue el primer borrador y comentas que fue muy visceral. ¿Qué ha sido para ti echar todo lo que tenías en tu interior?

Fue un momento catártico. Necesitaba contar una historia y mientras la escribía la iba descubriendo porque iba sin ningún esquema previo, partía casi sin nada y con la necesidad de escribir.

- ¿Y esa segunda etapa?

Yo terminé el borrador y lo dejé reposar en el cajón durante dos meses sin estar convencida de que era publicable. Después de ese tiempo la volví a coger y a leer y fue cuando me di cuenta de que ahí había una novela. Comencé el proceso de correción, la estrucutra y el orden de contar las cosas de un orden cronológico, algo que siempre me ha obsesionado.

Después lo di a leer algunos amigos editores y escritores ganadores de grandes premios literarios que te dan sus consejos que por supuesto, uno debe de aplicar. El resultado fue animarme a ofrecérselo a algún editor para su publicación.

- La novela está basada en tu abuela. ¿Cómo ha sido recoger o encontrar esos recuerdos para plasmarlos en el libro?

El punto de partida fue la vida de mi abuela, ella vivió en el Berlín nazi y se fue de adolescente a un Madrid de posguerra. La historia de Paulina Hoffmann no es la historia de mi abuela, es una ficción. He intentado recordar algún comentario de ella pero fue todo trabajo de documentación para crear una historia de ficción.

- Paulina Hoffmann es una mujer valiente, fuerte pero con secretos. ¿Cómo fue el momento de ahondar más en su carácter mientras la escribías?

Me he ido enamorando de ella que es lo que suele pasar con tu personaje protagonista. Fui un poco descubriéndola y creándola al mismo tiempo que la escribía. Hay dos caracterísiticas que la definen: por un lado es una superviviente por perder a su familia, no se adapta a los cánones sociales de la época y aprende a ser autónoma por ella misma, al mismo tiempo Paulina aprende a utilizar el silencio como arma frente al mundo. Llega un momento de su vida en el que se da cuenta que es mejor no preguntar, no saber o fingir que no sabes para crear un silencio con sus secretos para protegerse.

- En libro podemos a encontrar a Paulina y Alicia. Dos mujeres de distintas épocas pero ¿hay un nexo de unión que las hace iguales?

Son vidas bastante diferentes porque la de Alicia no hubo grandes guerras, no tuvo dificultades pese a pasar algunas tragedias personales que la marcan. Diferentes circunstancias y con algunos puntos en común. La gran diferencia es el miedo: Paulina ha perdido todo desde muy jóven y eso consigue que pierdas el temor en cambio Alicia, necesita buscar la protección en los demás ya que no ha encontrado en la confianza en sí misma. El proceso de aprendizaje de Alicia durante la novela es comprenderse y buscar esa fuerza que tiene pero que desconocía.

- Si tuvieras que definir tu libro en una frase o una palabra. ¿Cuál sería?

Yo diría que es una historia que emociona y engancha.

- ¿Algún consejo para las personas que quieran animarse a escribir?

Que lean, leer mucho y corregir sin parar. A la mesa de los editores nos llegan muchísimos manuscritos pero cuando llega un libro bueno, lo sabes desde el principio y nos peleamos para conseguirlo.

Comentarios
Lo más