El servicio de Nefroloxía del CHUS cuenta con un nuevo reconocimiento a la calidad de su asistencia sanitaria

El servicio de Nefroloxía del CHUS cuenta con un nuevo reconocimiento a la calidad de su asistencia sanitaria
El servicio de Nefroloxía del CHUS cuenta con un nuevo reconocimiento a la calidad de su asistencia sanitaria

La Unidad de Enfermedad Renal Crónica Avanzada del CHUS se convierte en la segunda en España en conseguir el certificado de calidad con la norma UNE-EN ISO 9001 por AENOR.

El servicio de Nefroloxía de la gerencia sanitaria compostelana cuenta con un nuevo reconocimiento a la calidad de su asistencia sanitaria. Así, la Unidad de Enfermedad Renal Crónica Avanzada (ERCA) es la segunda en España en conseguir la certificación de calidad por la norma UNE-EN ISO 9001 de sistemas de gestión de calidad por AENOR, cuyo certificado acreditativo fue entregado por su delegado en Galicia, Martín Pita, a los trabajadores del propio servicio. 

Así pues, gran parte del servicio trabaja con sistemas de gestión certificados bajo requisitos internacionales de calidad, ya que tanto las Unidades de Diálisis Domiciliaria y Hemodiálise del Hospital Clínico, como Hemodiálise del Hospital de Barbanza, cuentan con certificados de calidad. “A enfermidade renal crónica constitúe un grave problema de saúde pública pola súa elevada incidencia e prevaleza, importante morbilidade e coste asistencial e social”, subraya Cándido Díaz, jefe del Servicio de Nefroloxía de la gerencia integrada compostelana, que también destaca el compromiso con la calidad asistencial de todos los profesionales del servicio hacia los enfermos, “dirixida a acadar unha atención segura e eficaz dentro dun marco de mellora continua na busca da excelencia”.

Díaz también señala el abordaje integral y multidisciplinar de la consulta de ERCA y, en este sentido, afirma que la de Santiago es una de las primeras de España en llevar a cabo realmente esta integración multidisciplinar, ya que a la consulta del facultativo y del personal de enfermería, suma una consulta de intervención social, coordinada con los profesionales sanitarios y desarrollada en el propio hospital con personal de la Asociación Alcer. Este programa de educación prediálisis multidisciplinar busca concienciar mejor al enfermo sobre su enfermedad y las opciones de tratamiento, ayudando a superar los temores a la diálisis y teniendo un impacto significativo en la frecuencia y elección de las diferentes modalidades de diálisis. De hecho, segundo subraya Cándido Díaz, “tense documentado que este abordaxe integral mellora os coñecementos deficientes previos do doente, mellora a adhesión ao tratamento, aumenta o autocoidado e benestar aportándolle tranquilidade e apoio para afrontar a enfermidade, ademais de contribuír á participación activa do paciente na toma de decisións ao respecto á elección do tratamento renal substitutivo”.

Desde su puesta en marcha en 2015 la consulta de ERCA atendió a 560 enfermos, de ellos 245 en el pasado año 2017. Estos enfermos generaron 1.158 consultas de facultativo y 964 de personal de enfermería. La consulta de intervención social atendió 40 enfermos en su primer año de andadura. Por su parte, en la unidad de hemodiálisis se atendieron 106 pacientes y se realizaron 11.705 sesiones de hemodiálisis a lo largo de 2017. De la calidad y seguridad de la muestra a baja tasa de mortalidad en hemodiálise ( HD) de toda la gerencia, más de tres puntos por debajo de los registros gallego y español de enfermos renales. En cuanto a la Diálisis Domiciliaria (que integra Diálisis Peritoneal y Hemodiálise Domiciliaria), a lo largo de 2017 se atendieron 45 pacientes en programa de Diálisis Peritoneal y 2 pacientes en programa de Hemodiálisis Domiciliaria. Se realizaron 319 revisiones en consulta y 978 intercambios de diálisis peritoneal en el Hospital Clínico, también con tasas de mortalidad inferior a los registros gallego y español.

Apuesta por la calidad en la gerencia compostelana

Este certificado se suma a la extensa relación de certificaciones y acreditaciones en sistemas de gestión obtenidas por otras unidades y servicios de la Gerencia de Gestión Integrada de Santiago, y que suponen el reconocimiento formal a nivel nacional e internacional del cumplimiento de los requisitos establecidos en las normas de gestión de referencia, cuyos objetivos primordiales son mejorar de modo continuo la eficacia de los procesos desarrollados, optimizar los resultados alcanzados e incrementar la satisfacción de los usuarios, centrando la atención en sus necesidades y expectativas. La finalidad de estos modelos de gestión resulta plenamente concordante con las líneas estratégicas del SERGAS y de esta Gerencia, busca prestar servicios sanitarios basados en la máxima efectividad, calidad, seguridad y equidad, humanizados y orientados a satisfacer las necesidades de salud y las expectativas de la ciudadanía, garantizando el cumplimiento de los derechos y deberes sanitarios reconocidos en la legislación y normativa vigente. También tiene como objetivo mantener la sostenibilidad del sistema sanitario mediante la optimización y el uso riguroso de los recursos públicos.








Comentarios