Sin Thomas no hay paraíso

Sin Thomas no hay paraíso
ACB Photo/J.Marqués ACB Photo/X. Cortizo y ACB Photo/T. Ruibal
Sin Thomas no hay paraíso

Una cadena de errores condenan al Obradoiro en la recta final del duelo ante el Fuenlabrada

Thomas la clavó sobre la bocina hace tres semanas para desatar el delirio en Sar. El alero americano tiró de galones y se la jugó ante Murcia. Un step back para el recuerdo hizo el resto. Ayer, ante el Fuenla, no estuvo Thomas, con una fisura en el dedo meñique de su mano derecha, y el Obradoiro le echó de menos cuando quemaba la bola. Más allá del acierto en el momento caliente del duelo, una serie de errores acabaron condenando al equipo de Moncho Fernández en su regreso a la competición tras el parón motivado por la disputa de la Copa del Rey y las famosas ventanas FIBA.

En el bloque madrileño tampoco estaba Popovic, aunque los de Néstor García hicieron un ejercicio de inteligencia en el momento determinante del enfrentamiento para acabar llevándose el gato al agua. Varias canastas cómodas que no entraron y cuarto pérdidas que acabaron en puntos cómodos del rival y un parcial de 0-6 en los últimos tres minutos decantaron el electrónico hacia el lado fuenlabreño (78-81). Pese a todo, los de casa dispusieron del último ataque para forzar la prórroga, pero el aro escupió el triple de Pepe Pozas.

Fue un choque tremendamente igualado, emocionante y no exento de polémica. Los compostelanos se quejaron de una falta en ataque señalada a Bendzius a falta de ocho segundos y, sobre todo, de que los colegiados no dejasen a Moncho Fernández meter en pista a Alberto Corbacho tras un segundo tiempo muerto. No obstante, y reglamento en mano, la acción está bien pitada.

El Obradoiro, pese a no contar con el norteamericano Matt Thomas y el mal partido de un Pustovyi que había sido duda hasta última hora, mandó durante todo el choque pero nunca fue incapaz de despegarse de un Fuenlabrada al que rescató el trio Cruz, Vargas y O'Leary (10). En el primer cuarto a ambos equipos les faltó intensidad defensiva. Pese al 7-2 de salida de los gallegos, su rival no tardó en responder (12-12, min.5). Y a partir de ahí el intercambio de canastas fue continuo hasta que en el arranque del segundo cuarto de nuevo el Obradoiro pegó un pequeño estirón (34-29). Pero dos triples fallados -Corbacho y Simons- castigaron a los de Moncho Fernández, que se vio obligado a parar el choque tras un parcial 0-8 (34-37, min.15). Su equipo ajustó su defensa y eso le dio otra vez el mando, aunque un triple sobre la bocina Ian O´Leary dejó la ventaja de los suyos en solo tres puntos al descanso (45-42).

La igualdad se mantuvo en la reanudación. Los interiores del Montakit Fuenlabrada - Eyenga y Smits- se cargaron pronto de faltas, pero el Obradoiro no logró explotarlo. Y cada vez que cogió una pequeña ventaja fue incapaz de "matar" a un rival al que sostuvo el venezolano Gregory Vargas en sus peores momentos. Del 55-50 se pasó al 55-57 en apenas dos minutos, con el Monbus Obradoiro sufriendo ante el físico de los madrileños, que se aprovecharon de la permisividad arbitral. El técnico local pidió tiempo muerto. Y un "dos más uno" de Bendzius y un triple de Corbacho en el último segundo del cuarto permitieron al equipo santiagués entrar mandando en los diez minutos decisivos (63-61).

Los anfitriones siguieron mandando (66-61, 72-68), pero Vargas volvió a aparecer para situar al Montakit Fuenlabrada a uno. Moncho Fernández pidió tiempo muerto. La igualdad era máxima, pero siempre con los locales por delante. Faltaban 3 minutos y estaba tres arriba. Pero, con Corbacho en el banquillo, los errores se multiplicaron y los de Néstor García culminaron su remontada. 78-79 a falta de 58 segundos.

Dos tiros libres de Vargas obligaban al Obradoiro a meter un triple para forzar la prórroga. Moncho Fernández pidió tiempo muerto. Acto seguido, y sin haberse puesto en marcha el crono, hubo otro. Lío y confusión. Moncho intentó salir con Corbacho, pero los árbitros no se lo permitieron. Los suyos buscaron a Pozas y la bola hizo la corbata.

Comentarios
Lo más