El uso de viviendas residenciales para alquiler turístico

El uso de viviendas residenciales para alquiler turístico
El uso de viviendas residenciales para alquiler turístico

Es un fenómeno que está viviendo un gran crecimiento a nivel global en los últimos años

En la rueda de prensa del día de hoy, martes 13 de marzo, Marta Lois, la concejala responsable de Igualdad, Desarrollo Económico y Turismo, acompañada de Jorge Duarte, concejal responsable de Espacios Ciudadanos, Derecho a la Vivienda, Movilidad y Relaciones Vecinales, presentaron los principales resultados del estudio sobre la situación de las viviendas de uso turístico que elaboró el Concello para el año 2017. 

El uso de viviendas residenciales para alquiler turístico es un fenómeno que está viviendo un gran crecimiento a nivel global en los últimos años. Este crecimiento está teniendo un impacto muy fuerte en muchos destinos turísticos, con diferentes consecuencias entre las que se pueden destacar las siguientes: 

Por una parte, la competencia desleal contra el sector turístico en regla, que sigue y respeta la Ley y la normativa turística, paga sus correspondientes impuestos y genera puestos de trabajo. Esta concurrencia en la desigualdad de condiciones provoca una bajada de precios en el sector que está en regla, reduciendo los ingresos y por lo tanto su capacidad para ofrecer un servicio de calidad. 

Por otra parte, existe una reducción evidente de los ingresos tributarios de las administraciones públicas, en la mayoría de los casos los propietarios de las viviendas no declaran la actividad económica que desarrollan. También hay una reducción de los inmuebles destinados a la vivienda y un aumento en el precio de los alquileres que paga la población residente que permanece habitando las zonas con mayor atractivo turístico, debido a que para los propietarios es más rentable alquilar sus viviendas de forma irregular o ilegal a turistas. Afecta también al vacío demográfico y al decaimiento de la actividad social y económica propia de las zonas turísticas, ya que se produce un incremento de los costes que supone vivir y convivir en esos espacios. 

El Concello de Santiago es consciente del impacto negativo que puede tener el alquiler turístico descontrolado en la ciudad, especialmente en la Ciudad Histórica. Por este motivo, en el año 2017 estudió la evolución de este fenómeno, para el que creó un grupo de trabajo con la participación del personal técnico de las áreas de Urbanismo, Ciudad Histórica, Licencias, Promoción Económica y Turismo, con el objetivo de tener una visión integral del mismo. 

Para llevar a cabo el estudio se contrató a una consultora que desenvolvió un aplicativo web para consultar la evolución de las viviendas de uso turístico que se ofrecen en la ciudad. Esto permitió conocer datos mucho más precisos. Los datos principales que se extrajeron son los siguientes: 

En diciembre de 2017 había 717 anuncios de viviendas o habitaciones de viviendas de uso turístico que no estaban registradas en los principales portales webs de alquiler turístico. Estos 717 anuncios publicados sumaban una oferta de 3.188 plazas de alojamiento. Sumadas a las plazas correspondientes a las viviendas de uso turístico registradas en la Xunta de Galicia se contabilizaron 4.325 plazas en este tipo de alojamientos que representan un 53% de plazas adicionales sobre las 8.198 plazas en regla. El impacto económico directo de las viviendas de uso turístico que no están en regla se sitúan cerca de los 8,5 millones de euros sin fiscalizar. 

Existe también, una concentración excesiva de oferta de alojamiento turístico en la Ciudad Histórica. En este espacio vive solo el 12,6% de la población del Concello, pero sin embargo aquí se encuentran alrededor del 50% de las viviendas de uso turístico y de la oferta de plazas de alojamiento que ofertan. Considerando los alojamientos de todo tipo, registrados o no, en regla o no, prácticamente el 50% de la superficie construída habitable en la Ciudad Vieja se destina a la superficie de uso turístico y no está disponible para familias y unidades de convivencia estables. El fenómeno de concentración del alquiler turístico en la Ciudad Histórica provoca una reducción de la oferta de vivienda en alquiler, que a su vez tiene como consecuencia un aumento de precios de alquiler para la población local y su expulsión de este ámbito. 



Comentarios
Lo más