El Parlamento aprueba la modificación de la Lei de Saúde

El Parlamento aprueba la modificación de la Lei de Saúde
Concentración a las puertas del Parlamento esta mañana
El Parlamento aprueba la modificación de la Lei de Saúde

El portavoz de Sanidade, Aurelio Núñez, aseguró que “acercará el servicio sanitario a la ciudadanía, garantizando la potenciación de los servicios y especialidades a nivel comarcal”

El Pleno del Parlamento aprobó esta mañana la modificación de la Lei de Saúde de Galicia, que blinda la existencia de los hospitales comarcales con la creación de los distritos sanitarios y los consolida como servicio sanitario de futuro en cada una de sus zonas geográficas. 

El portavoz de Sanidad, Aurelio Núñez Centeno, aseguró que esta nueva ley “achegará o servizo sanitario á cidadanía, que recibirá unha atención máis próxima ao seu domicilio, garantindo a potenciación dos servizos e especialidades a nivel comarcal”. Aurelio Núñez apuntó que el nuevo texto legislativo “mellorará a coordinación entre atención primaria e hospitalaria, cunha cobertura realizada cos mesmos criterios asistenciais e de derivación entre centros, con protocolos únicos de área, e con maior interactuación de profesionais en ambos niveis asistenciais”.

De este modo, afirmó que son los grupos de En Marea, PSOE y BNG “os que están a poñer en risco a supervivencia dos hospitais comarcais, diante da dificultade coñecida que existe para cubrir as prazas dos mesmos, e a continua rotación e vacantes de profesionais que se producen”.

Además, el portavoz de Sanidad aseguró que la nueva organización por área sanitaria “respectará en todo momento a voluntariedade dos profesionais, para axudar a acadar a cobertura das prazas de especialistas nos hospitais comarcais, regularizar o desprazamento de profesionais entre os distintos hospitais e facilitar a cobertura das posibles ausencias por permisos ou baixas”.

En el terreno de la participación social, Núñez Centeno explicó que se desarrolla el Consello Galego de Saúde y los consejos de salud de área y de distrito, al tiempo que se regula la existencia del Consejo Asesor de Pacientes. También se considera autoridad sanitaria al personal de inspección de servicios sanitarios y de salud pública. 

Aurelio Núñez destacó que la implantación de las nuevas estructuras de gestión integrada en el año 2010 permitió incrementar el número de consultas totales en los hospitales comarcales más de un 15 por ciento, evitando el desplazamiento de más de 260.000 pacientes a los hospitales de las grandes ciudades. En este tiempo, se invirtieron más de 20 millones de euros tanto en obras de mejora de los hospitales comarcales como en dotación tecnológica, a los que se suman 7,8 millones previstos en los presupuestos de la Xunta para el presente año 2018. “O sistema das EOXI mellorou a prestación dos hospitais comarcais, polo que o Grupo Popular apoia por coherencia esta lei que consolida ese sistema que foi claramente beneficioso para a cidadanía galega”, aseguró.

Frente las críticas de los grupos de la oposición por la supuesta privatización de la sanidad gallega, Núñez Centeno recordó que “a porcentaxe de consultas e intervencións derivadas á sanidade privada nos últimos cinco anos foi unicamente do 2,2 por cento, o que quere dicir que o 97,8 por cento das consultas e intervencións foron realizadas na sanidade pública”.

"A lei da selva"

El portavoz de Sanidad del Grupo Socialista, Julio Torrado, criticó que el PP aprobara esta reforma de la Lei de Saúde de Galicia en solitario y sin aceptar las aportaciones de la sociedad ni de la oposición para imponer “a Lei da selva” en la sanidad pública. Así lo dijo en el debate final en Pleno de la Ley que suprime las áreas comarcales de A Mariña, O Salnés, Valdeorras y Lemos y limita la participación social. 

El responsable socialista criticó que el PP haya apoyado esta reforma negándose a garantizar los servicios sanitarios, tal y como solicitaban los socialistas gallegos porque están, dijo, “obsesionados con condicionalos”. Advirtió que esta nueva redacción disminuye los servicios sanitarios y vulnera el derecho a la igualdad en la atención sanitaria para todos los gallegos y gallegas. 

Torrado recordó que el PP “sempre se opuxo a defender a sanidade pública”, tanto en el debate de la Ley General de la Sanidad de 1986 como en la transferencia de la sanidad a Galicia en 1989 o en la Ley de Salud de 2008 y, ahora, reformando la Ley gallega. Advirtió que “non conten nunca con desmantelar o sistema e que os demais quedemos calados” porque, dijo, “non se pode facer política pensando só en cadrar os papeliños e as contas-as súas e as de outros- senón en garantir dereitos”. Aludió así a las manifestaciones contra esta reforma o a las protestas de la ciudadanía y de los alcaldes de las áreas sanitarias suprimidas, que hoy asistieron al debate en el Parlamento junto con el secretario general del PSdeG. 

Apuntó que al PP y al gobierno gallego “gústalles” esta reforma “pero non queren dicir por que", y señaló que “non lles gusta o sistema sanitario público porque iguala, e para vostedes a igualdade é algo perigoso”. También lamentó que hayan aprobado esta reforma “obcecados e agochados, como nenos facendo algo malo” luego de un trámite “nunca anunciado e nunca aberto ao debate”. 

Recordó así que el anteproyecto fue tramitado en plenas vacaciones de agosto, a pesar de que recibió 1.500 alegatos ciudadanos “que ningunearon e desprezaron”, a las que se sumaron las 100 propuestas presentadas por los colectivos profesionales, a las que el PP también hizo caso omiso, y otras 100 de los grupos parlamentarios, de las que sólo aceptaron 3 y transaccionaron una. 

Por último, Torrado criticó que la reforma “nunca foi anunciada nin aberta ao debate”, ya que no iba incluida en el programa del PP. Fue llevada adelante “sen falar con ninguén ”, y el conselleiro ni siquiera quiso comparecer en la Cámara para explicarla, limitándose a hablar “14 minutos” en el momento de presentar el texto en el Parlamento. 

Comentarios