Las ANPAS de Ames piden explicaciones al concelleiro de Educación de Ames, David Santomil, sobre las plazas de los comedores

Las ANPAS de Ames piden explicaciones al concelleiro de Educación de Ames, David Santomil, sobre las plazas de los comedores

Las ANPAS le piden explicaciones a Santomil sobre la situación que se está viviendo en los comedores escolares

David Santomil se encuentra entre la espada y la pared. Así se demuestra ante la bomba de relojería que tiene entra las manos; la gestión de las plazas de los comedores escolares. Son muchos los padres que se quejan sobre la situación en la que se encuentra ahora mismo el propio servicio ya que a día de hoy está al máximo de su capacidad: 1.254 plazas.

En declaraciones anteriores el propio Santomil reconocía que están en la máxima capacidad de plazas y que no se podría asumir una cantidad mayor de niños y niñas usuarias del servicio. Un miembro de la ejecutiva del ANPA Millapeques comenta que el concelleiro les alega que "a licitación deste servizo non permite a ampliación". 

Compostela 24 horas ha comprobado que en la propia licitación hay un apartado en la que se especifica que se puede ampliar las plazas del comedor "por razóns de interese público". El artículo 43, en el punto C, deja claro que el propio Concello tiene la potestad de modificar el contrato con la empresa que gestiona el comedor y así como en aumentar las plazas que pone a disposiciónde los usuarios.

"SERVICIO DE CONCILIACIÓN, NON É UN SERVIZO UNIVERSAL"

Las últimas declaraciones de Santomil sobre la red de comedores escolares dejaba clara su postura: "Este é un servizo de conciliación familiar, non un servizo universal para tódolos rapaces e rapazas". La investigación llevada a cabo por la redacción de este medio nos lleva a dar con el artículo 3 del reglamento de los comedores en el que se especifica que este "é un servizo público básico e un proxecto educativo [...] Como servizo público preténdese facilitar aos cidadáns de Ames a conciliación da vida laboral e familiar".

Por lo tanto, el reglamento tiende a bonificar y facilitar la conciliación pero la baremación castiga a los padres que puedan tener más ingresos por trabajar los dos, ocurriendo una situación en la que las familias se encuentren sin plaza en el comedor y sin poder tener la conciliación que busca el propio servicio.

El tema de la baremación es otro de los puntos en los que los padres se quejan y lo consideran "obsoleto" en todos los sentidos. Ramón Argibay, de Pacto x Ames, habla de que "esa baremación tenía que actualizarse cada dos años desde el 2011 y no se ha hecho nada". Por su parte, Oliva Agra, del Partido Popular de Ames considera también que la baremación es injusta y es "un problema que venía desde hace tiempo y que no supieron verlo en su momento".

AUDITORÍA INTERNA

Son muchas las voces que se quejan por la falta de una auditoría pública en la que se muestre a los padres como es el servicio del comedor, como funciona y como se gestiona. Los afectados se quejan ante el concello por "la falta de transparencia en relación a los comedores; hay cierta opacidad". Además, el estado de las cuentas es uno de los aspectos ante los que son requeridos ya que ¿cómo se gestiona cada cuota de las familias? ¿Qué tanto por ciento va para cada una de las funciones del servicio? Son preguntas que se plantean y que no tienen respuesta ante el concello.

REUNIÓN DE LAS ANPAS

Las ANPAS de Ames, ante tal situación, se reunieron el 26 de marzo para analizar el problema y enviaron un escrito al concello de Ames en el que se denfiende "o carácter de Servizo Básico dos Servizos de Conciliación do Concello" y que además se acordó "presentar ao Concello un documento coas súas demandas esenciais e iniciar contactos e movilizacións, para buscar as solucións que necesitan os diferentes problemas de escolarización e de recursos para o tempo de lecer dos menores do Concello de Ames". El escrito fue presentado ayer por la noche en la sede electrónica de la web del Concello y en la que se pide una explicación oficial por parte de Santomil.

La oposición se muestra sorprendida por esta situación y se plantean pedir un pleno extraordinario para conocer la verdad de las cuentas, plazas y gestión de los comedores escolares así como de las propias plazas de los centros educativos y de las posibles soluciones del gobierno municipal que pueda haber encima de la mesa.

El alcalde de Ames, José Miñones, a declaraciones a este medio "desconozco el problema así como el tema de las movilizaciones de los padres. De todas formas, hablaré con Santomil para pedirle que reúna a los padres en una sesión del Consello Escolar Municipal cuanto antes para dar una solución y aclarar dudas".

El problema viene de muy atrás pero no han sabido resolver la situación que está encima de ellos ahora mismo. Una incógnita que tiene difícil solución pero que se debe solucionar en un concello con la población más jóven de Galicia y España y con un gobierno municipal que presume de servicios de conciliación pero que se encuentra con una dicotomía que deben resolver cuanto antes.

Comentarios