La CIG demanda que se mantenga la filial del Banco Pastor en Galicia

La CIG demanda que se mantenga la filial del Banco Pastor en Galicia
La CIG demanda que se mantenga la filial del Banco Pastor en Galicia

El sindicato defiende aprovechar la integración de Santander, Popular y Pastor para mejorar las condiciones laborales y garantizar el mantenimiento del empleo

El Banco Santander convocó este jueves a la representación legal de las trabajadoras y trabajadores de los bancos Santander, Popular y Pastor para constituir la mesa de negociación para la convergencia de las condiciones laborales y la homogeneización –que no homologación- de los beneficios sociales existentes en ambos grupos en previsión de la próxima integración jurídica de las tres entidades en una única. 

La CIG-Banca ya adelantó que defenderá la mejora de las condiciones laborales, el mantenimiento de los puestos de trabajo y que se mantenga la filial ‘Pastor’ por la relevancia que tiene para Galicia. Demanda, por eso, un pronunciamento al respeto del gobierno gallego. 

La representante de la CIG-Banca, Rosa Conde, explica que de la reunión celebrada este jueves se desprende que al final del proceso lo que se pretende es unificar y centralizar todo en la marca Santander desprendiéndose de la filial Banco Pastor. Ante eso subraya que para la central sindical “es muy importante que se mantenga en Galicia, tanto del punto de vista del negocio, como del punto de vista del empleo”, más también porque “es una empresa que tributa aquí, porque tiene su sede en A Coruña, porque permite una mayor cercanía al mercado gallego y porque facilita que se apoye con mayor efectividad la economía productiva en Galicia”. 

De otro modo, advierte que las decisiones pasarán a centralizarse en Madrid, en el Banco Santander, lo que “perjudica la toma de decisiones a nivel de inversión por parte del banco en Galicia aunque sepamos que siendo una filial las decisiones últimas se tomarían en el Santander, pero manteniendo la filial se garantiza mayor cercanía”. 

Cuota de mercado 

Conde lamenta la desaparición de todas las entidades del país y señala que “la única significativa que quedaría es Abanca, que es nuestro mayor competidor”. Subraya que el Santander, con la entrada en el Banco Pastor, consiguió convertirse en la segunda entidad en cuota de mercado en Galicia llegando casi al 29%. “Por eso queremos remarcar la importancia de esta cuestión, tanto del punto de vista del empleo como desde el punto de vista del negocio”, afirma. 

En este sentido, la representante de la CIG recuerda que en la última Junta de Accionistas el consejero delegado del Banco Santander dijo que para ellos era muy importante no perder esa cuota de mercado conseguida con la compra del Popular y del Pastor. Ante esto advierte de que “la desaparición de esa fililal supondría una pérdida importante de esa cuota de mercado porque hay competidores inmediatos que están perfectamente identificados con el mercado gallego y que están esperando precisamente a que el Santander tome esa decisión”. 

Recuerda, además, que el pasado mes de junio el propio presidente de la Xunta se comprometió a mediar con la dirección del Banco Santander para que esta filial de Banco Pastor y su estructura financiera se mantuviera en Galicia. Por eso, la CIG-Banca demanda un pronunciamento al respecto de los máximos responsables políticos gallegos sobre esta desaparición de la filial de Banco Pastor por lo que supondría para la economía gallega. 

Mesa de negociación 

La mesa, cuya constitución venía reclamando la CIG desde junio de 2017, contará con 15 representantes de todas las organizaciones sindicales con presencia en las tres empresas, respetando la representatividad, a nivel de grupo, y habida cuenta la que se tenga a nivel autonómico y de empresa, tal y como recoge la normativa laboral. La toma de decisiones se hará en función de representatividad global a nivel de grupo y por parte de la CIG acudirá una persona como titular y otra como asesora. 

El banco informó de que los trabajos de integración tecnológica están avanzados y esperan que a finales del verano puedan hacer pruebas en oficina para testar su efectividad. 

Aplicación cuando se produzca la integración 

El acuerdo resultante de la negociación será de aplicación en toda su extensión una vez se produzca la integración jurídica de las tres entidades. A ese respecto, la CIG-Banca ya manifestó la necesidad de que este proceso de convergencia sea aprovechado para mejorar las condiciones laborales del plantel resultante, recogiendo el mejor de cada entidad. Condiciones que el propio banco considera que son mejores, en términos globales, en el Santander. En todo caso, esta primera reunión fue sólo para constituir la mesa y no se entraron a debatir cuestiones de fondo. 

La CIG-Banca informa de que la próxima reunión, en la que ya esperan conocer las verdaderas intenciones de la empresa, tendrá lugar el próximo día 27 de abril.

Comentarios