martes. 22.05.2018 |
El tiempo

La Guardia Civil detiene a un conductor que mostraba evidentes síntomas de encontrarse bajo la influencia de bebidas alcohólicas tras negarse a someterse a las pruebas de detección pertinentes

La Guardia Civil detiene a un conductor que mostraba evidentes síntomas de encontrarse bajo la influencia de bebidas alcohólicas tras negarse a someterse a las pruebas de detección pertinentes

Una patrulla perteneciente al Destacamento de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil de A Coruña, que prestaba servicio en el dispositivo especial establecido con ocasión del Campeonato de Galicia de contrarreloj individual a la altura del kilómetro 27 de la carretera AC-400 (A Silva), en la localidad de Cerceda, procedía a realizar la señal de detención al turismo Audi, modelo A8, cuyo conductor pretendía acceder al circuito cerrado en el que se desarollaba la prueba ciclista

Una patrulla perteneciente al Destacamento de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil de A Coruña, que prestaba servicio en el dispositivo especial establecido con ocasión del Campeonato de Galicia de contrarreloj individual a la altura del kilómetro 27 de la carretera AC-400 (A Silva), en la localidad de Cerceda, procedía a realizar la señal de detención al turismo Audi, modelo A8, cuyo conductor pretendía acceder al circuito cerrado en el que se desarollaba la prueba ciclista.


Dado que el conductor mostraba evidentes síntomas de encontrarse bajo los efectos de bebidas alcohólicas, los agentes procedieron a la realización de las pruebas de detección de alcohol en aire expirado, momento en el cual, el varón de 55 años y natural de la localidad ordense, se negó reiteradamente a someterse a las mismas.

Como consecuencia de lo anterior, se procedió a la investigación del mismo por un delito de negativa a realizar pruebas de detección alcohólica hallándose con síntomas evidentes de embriaguez.


Asimismo, se procedió a su detención al constarle una requisitoria de búsqueda, detención y personación dimanante del Juzgado de primera instancia e instrucción número 1 de Ordes por un delito relacionado.

Como consecuencia añadida de los hechos ocurridos, se procedió a denunciar al detenido e investigado por tres infracciones administrativas por carecer de ITV en vigor, por no llevar el cinturón de seguridad correctamente abrochado y por carecer de seguro obligatorio de accidentes.

El conductor investigado se podría enfrentar a una pena de prisión de tres a seis meses y multa de seis a doce meses o trabajos en beneficio de la comunidad de treinta y uno a noventa días y, en cualquier caso, privación del permiso de conducir vehículos a motor por un tiempo superior a un año y hasta cuatro años.

El detenido será puesto a disposición del Juzgado de Instrucción de Guardia de A Coruña. Además, se le abrirá, por parte del Destacamento de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil de A Coruña, un expediente de propuesta de pérdida de aptitudes psicofísicas para la conducción de vehículos a motor.

Comentarios