martes. 22.05.2018 |
El tiempo

Con la miel en los labios

Con la miel en los labios

El Club Waterpolo Santiago se quedó por segundo año consecutivo a las puertas del ascenso a la Segunda División Nacional tras quedar en una magnífica segunda posición en el Grupo B del Campeonato de España de Tercera División que tuvo lugar en Valencia

El Club Waterpolo Santiago se quedó por segundo año consecutivo a las puertas del ascenso a la Segunda División Nacional tras quedar en una magnífica segunda posición en el Grupo B del Campeonato de España de Tercera División que tuvo lugar en Valencia.

Encuadrado en el Grupo B2 junto CW Pontevedra, Club Waterpolo Albacete y Club Waterpolo Sant Josep de Ibiza los santiagueses comenzaron el torneo contra el otro equipo gallego que competía en la fase (CW Pontevedra) y como en todos los partidos disputados entre ellos esta temporada partido de poder a poder que concluyó con victoria de los del Lérez en los penaltis después de acabar el encuentro con un empate a ocho, lo que obligaba a los santiagueses a no fallar en los dos partidos restantes del grupo para poder acceder a semifinales. 

En la segunda jornada, el colectivo capitalino logró la primera victoria del grupo ante al Club Waterpolo Albacete. La tensión de no poder fallar y obtener la victoria atenazó a los nuestros obteniendo un resultado final de doce a siete que dejaba todo por decidir en la tercera y última jornada del grupo ante los ibicencos del Sant Josep con la obligación de ganar para poder pasar a semifinales, y en el mejor partido de los santiagueses en el campeonato obtuvieron la victoria por un claro diez a cuatro después de jugar un gran partido defensivamente muy fuertes, y con un ataque excelente con gran intensidad y tensión la victoria daba la primera posición del grupo, el acceso a semifinales y seguir manteniendo la ilusión por el ascenso.

La jornada del domingo propició una semifinal entre los santiagueses y los valencianos del CW Godella B, segundo del Grupo B1. La cita no comenzó bien para los gallegos, que salieron sin tensión y empezando a pagar el esfuerzo del cuarto partido en dos días, desgaste que le dio ventaja inicial a los valencianos que se fueron en el marcador con un cero a tres que ponía aun más difícil las cosas a los santiagueses. Pero los ajustes defensivos, la mayor intensidad y el trabajo en grupo despertó a los locales, que consiguieron darle la vuelta al marcador al final del tercer cuarto colocándose con un esperanzador nueve a seis a falta del último periodo. Finalmente se llevaron el gato al agua y certificaron el billete para la gran final.

En la cita cumbre, el CW Santiago se vio las caras con el gran favorito, el equipo valenciano del Club Waterpolo Turia B, equipo con varios jugadores que ya están participando en la Liga Nacional. Llegados a este punto, y con el gran objetivo cumplido, los compostelanos saltaron al agua en la gran final con el objetivo de luchar e intentar dar la sorpresa, pero poco pudieron hacer más que dejar las últimas fuerzas ante un equipo que había ganado cómodamente todos los encuentros y que se llevaron la final después de prácticamente finiquitar el encuentro al descanso con un diez a tres que les colocaba prácticamente a las puertas del ascenso y que pese al ánimo de los santiagueses consiguieron llevarse el partido por un claro 4-16 que no empaña el gran trabajo realizado por el séquito local.

Comentarios