Varios establecimientos de la rúas do Franco y A Raíña han sufrido una serie de robos en las últimas noches

Varios establecimientos de la rúas do Franco y A Raíña han sufrido una serie de robos en las últimas noches
Varios establecimientos de la rúas do Franco y A Raíña han sufrido una serie de robos en las últimas noches

Los ladrones se llevan la recaudación de la caja y en algunos casos aparatos electrónicos

Continúan los robos. Varios establecimientos de las rúas do Franco y Raíña han sufrido en las últimas noches una serie de robos que estaban planificados. En esta ocasión, los locales afectados han sido el restaurante Central, el Ventosela y el Sardina. 

El primer afectado fue el Ventosela, los ladrones se hicieron con el dinero que había en la caja. El robo ocurrió la madrugada del sábado. "Teóricamente la ventana la dejaron preparada. Tuvo que ser alguien que estuvo tomando algo la noche del viernes", afirma uno de los trabajadores del local. 

El segundo restaurante en sufrir este tipo de robos fue el Sardina. En este caso tuvo lugar la madrugada del lunes. "Manipularon la ventana, se llevaron el dinero de la caja y equipos informáticos", afirman. 

El último afectado fue el Central. "Entraron por una ventana a las 05:30 de la madrugada y se llevaron el cambio que había en la caja. Manipularon la ventana al igual que en los otros locales en los que robaron estos días", afirma la responsable del restaurante. 

El modus operandi se repite. Los ladrones se llevan la recaudación de la caja y en algunos casos aparatos electrónicos. Los cacos visitan el local unas horas antes de cometer el robo y en un momento de tranquilidad y descuido colocan "unos papeles" en el cierre de la ventana. Así, el hostelero no se percata de que la ventana no ha quedado completamente cerrada. 

En estos tres casos, los ladrones no necesitaron forzar el acceso. A pesar de que en el restaurante Central si que sonó la alarma, fueron lo suficientemente rápidos como para no ser pillados. 

Comentarios