"Te mato, te mato, puto perro"

"Te mato, te mato, puto perro"

La Audiencia Provincial con sede en Santiago condena a un hombre a nueve años de cárcel por el delito de asesinato en grado de tentativa

La sección sexta de la Audiencia Provincial con sede en Santiago ha condenado a nueve años de prisión por un delito de asesinato en grado de tentativa a Fernando N.P. por apuñalar a Alberto R.A. de forma sorpresiva a las puertas de su casa, en Santiago de Compostela.

Los hechos sucedieron el 3 de julio de 2016, sobre las 16:30, cuando la víctima fue a casa del acusado para hablar y consumir un arrebujadito (mezcla de cocaína y heroína). A las 20:00 horas, Alberto R.A. sale de casa de Fernando N.P. para coger el bus, lo pierde y ante la imposibilidad de ir a su casa decide mandarle un mensaje al agresor para preguntarle si podía pernoctar en el domicilio. Ante la falta de respuesta, la víctima se dirige hacia la casa de Fernando N.P. para reclamarle 20 euros de los 40 que le debía y también para poder quedarse la noche en su casa. Ante la negativa del agresor, Alberto R.A. decide quedarse en el rellano del piso hasta que Fernando le abriera la puerta.

Sobre las 00:30 horas y 01:15 horas, el agresor abre la puerta de su domicilio sorpresivamente portando un puñal marca Albainox, modelo Combat King-1, y le propina un pinchazo a Alberto en la parte posterior del muslo izquierda y en la región axilar. Fernando le grita "te mato, te mato, puto perro" a la vez que le intenta apuñalar otra tercera vez. La víctima le suplica ayuda al agresor al que este se niega contestándole “Todavía no te has muerto, perro de mierda” y le propina otra puñalada.

Además de la pena privativa de libertad, el procesado no podrá acercarse o comunicarse con el perjudicado por un periodo de catorce años y lo tendrá que indemnizar con 15.600 euros. En la sentencia se destaca el comportamiento del acusado posterior al ataque. "Se encierra en su vivienda y no auxilia al perjudicado pese a las súplicas del mismo para que avisase a una ambulancia ante el grave riesgo real e inminente que percibía para su vida. Por el contrario, el agresor salió de su vivienda e intentó darle una nueva puñalada en una zona vital", indican los magistrados. Según se reocge en los hechos probados, ambos estuvieron consumiendo droga juntos antes del ataque.

Comentarios