Katerina Vlasakova, directora del CLM, gana el premio Gracias Agit del Ministerio de Relaciones Exteriores de la República Checa

Katerina Vlasakova, directora del CLM, gana el premio Gracias Agit del Ministerio de Relaciones Exteriores de la República Checa
Katerina Vlasakova, directora del CLM, gana el premio Gracias Agit del Ministerio de Relaciones Exteriores de la República Checa

Antes de Katerina Vlasakova solo tres personas más de España recibieron este galardón

La directora del Centro de Lenguas Modernas de la USC, Katerina Vlasakova, acaba de recibir de la mano del ministro de Relaciones Exteriores de la República Checa, Martin Stropnicky, el premio Gracias Agit que otorga el Ministerio checo cada año a distintas personalidades y entidades que de una forma notable contribuyeron al buen nombre de la República Checa en el mundo.

En este 2018 se cumplen 30 años desde que Katerina Vlasakova comenzó su destacado papel en el conocimiento de la lengua y literatura checas en España. En 1988 se convirtió en la primera profesora de esa lengua en España, cuando comenzaron con esas clases en el Instituto de Idiomas de la USC, hoy Centro de Lenguas Modernas. En ese centro académico de la USC ejerció el cargo de secretaría académica desde 2003, y desde 2010 es la directora. Desde su llegada a Galicia, Vlasakova contribuye activamente la organización de eventos culturales relacionados con la República Checa tanto en colaboración con la embajada diera país como con el Centro Checo.

Durante su labor en la Universidad compostelana se creó una biblioteca de más de 800 libros relacionados con lengua y cultura checas, promovió intercambios de estudiantes y docentes con las universidades checas en el marco del programa Erasmus, publicó artículos en revistas especializadas, impartió conferencias en congresos internacionales y tradujo del checo al gallego y español con su alumnado el libro de cuentos de Jiri Suchy. Además, realizó la traducción del libro de viajes del autor checo decimonónico Jiri Jirasek titulado Desde Bohemia hasta el fin del mundo y trabajó en poemas de Vaclav Havel.

En 2016 tradujo del checo al gallego el libreto de la ópera para niños Brundibar, representada en Santiago de Compostela y en Vigo con la presencia de la Dr. Dagmar Lieblova, una de las coristas de Terezin, campo de concentración durante la Segunda Guerra Mundial.

Comentarios