La retirada de amianto por la explosión de Tui empieza en la zona cero, y en total ya suma 24 toneladas recogidas

La retirada de amianto por la explosión de Tui empieza en la zona cero, y en total ya suma 24 toneladas recogidas
La retirada de amianto por la explosión de Tui empieza en la zona cero, y en total ya suma 24 toneladas recogidas

Según ha informado el Gobierno tudense, la empresa contratada por el Ayuntamiento para efectuar estas tareas inició el pasado viernes, día 22, la retirada de amianto de la zona afectada, empezando por la zona más lejana; y este martes ha empezado a actuar en la zona cero, después de que la jueza diese la autorización

Los trabajos de retirada del amianto y de restos de cubiertas destruidas por la explosión de material pirotécnico ocurrida el pasado 23 de mayo en Tui (Pontevedra) han arrancado este martes en la zona cero, en la parroquia de Paramos, si bien desde hace 12 días se están realizando estos trabajos en los alrededores y hasta el momento ya se han recogido un total de 24 toneladas de este material.

Según ha informado el Gobierno tudense, la empresa contratada por el Ayuntamiento para efectuar estas tareas inició el pasado viernes, día 22, la retirada de amianto de la zona afectada, empezando por la zona más lejana; y este martes ha empezado a actuar en la zona cero, después de que la jueza diese la autorización.

En total, se han recogido 24 toneladas de amianto hasta el momento, que ya están ensacados y encapsulados. Además de retirar uralita y otros materiales contaminantes, también se están quitando los escombros de cubiertas destruidas y que suponen una carga sobre los forjados, y se están demoliendo las estructuras con riesgo de desplome.

El alcalde de Tui, Carlos Vázquez Padín, ha agregado que también se están retirando electrodomésticos que guardan comida en su interior y que pueden llegar a suponer un riesgo para la salubridad. Esta primera fase de los trabajos, ha señalado que se prevé que se prolonguen durante unos dos meses y medio.

En relación con ello, el arquitecto gerente, Rubén Vázquez, ha explicado que lo primero que se hizo fue catalogar el amianto que había presente en la zona, y en estos días se ha empezado a retirar el amianto "roto y a la vista", tanto "parcela por parcela" como el que está en el suelo y los caminos.

A continuación, ha avanzado que, después de retirar más de 20 toneladas de amianto en los primeros días, han doblado la previsión de la cantidad que habrá que recoger, pasando de 100 aproximadamente a "casi 200". Según ha dicho, se está priorizando el desamiantado "por el riesgo que pueden suponer sus partículas en suspensión".

Una vez que finalicen estas tareas, apuntalarán las viviendas con el objetivo de realizar el desescombro "con toda la seguridad posible". En este ámbito, el regidor ha indicado que se ha encargado (por 59.000 euros) el proyecto de la gestión de residuos, que permitirá "concretar el desescombro".

También sobre las tareas de desescombro, ha remarcado que espera que las asuma el Gobierno central, lo que le trasladará al delegado del Gobierno, Javier Losada, en la reunión que mantendrán este jueves. En ese mismo encuentro ha avanzado que abordará la declaración de zona catastrófica.

Sobre las ayudas, Vázquez Padín ha dicho que empiezan "a moverse" y que estudian modificar las ayudas municipales para "adaptarlas más a las necesidades de los afectados". Finalmente, cuestionado por cómo se hará la rehabilitación, el arquitecto ha dicho que están "estudiando varias posibilidades" y abordarán "la que sea más rápida" y dé "mayor seguridad jurídica para las licencias".

Comentarios