Sánchez está dispuesto a soluciones políticas "valientes y audaces" para Cataluña dentro de la Constitución

Sánchez está dispuesto a soluciones políticas "valientes y audaces" para Cataluña dentro de la Constitución

Sánchez ha asegurado que su Gobierno está abierto a abordar con ambos partidos y también con el resto de grupos del Parlament una solución para Cataluña

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha expresado este martes su disposición a explorar soluciones políticas "valientes y audaces" para resolver la crisis política en Cataluña pero, eso sí, ha advertido a los independentistas catalanes que será siempre dentro del marco de la Constitución.

En su réplica en el Pleno del Congreso a los portavoces de Esquerra Republicana (ERC) y del PDeCAT, Sánchez ha asegurado que su Gobierno está abierto a abordar con ambos partidos y también con el resto de grupos del Parlament una solución para Cataluña.

Aunque ha dicho ser "consciente" de que existen "enormes diferencias" entre el PSOE y las formaciones independentistas para encontrar una salida al conflicto, el jefe del Ejecutivo ha subrayado que "lo importante" no es ver a qué se renuncia, sino ver en qué se está dispuesto a llegar a acuerdos.

NO SE PUEDE VOTAR UNA "RUPTURA"

Sánchez ha asegurado que la crisis en Cataluña "sólo se resolverá votando", pero no votando una "ruptura", como pretenden Esquerra Republicana y el PDeCAT con su petición de un referéndum separatista, sino un acuerdo.

En este punto, ha recordado a los secesionistas que tanto para modificar el Estatuto de Cataluña como para aprobar una Ley Electoral para esa comunidad, se necesitan tres quintos del Parlament, "y eso a día de hoy no lo tienen" para impulsar el derecho a la autodeterminación que promulgan ERC y el PDeCAT, "más allá de las cuestiones constitucionales o de índole política".

Sánchez considera "evidente" que la sociedad catalana está "profundamente dividida" y ha dicho que por eso su Gobierno está dispuesto a estudiar soluciones políticas "audaces" pero en el marco de la Carta Magna de 1978, "que es el gran consenso que nos une a todos", ha remarcado.

HABLAR DE TODO SÍ, PERO "TODO NO ES POSIBLE"

Pero ha recalcado que el "coraje" que se necesita debe provenir de "todos", no sólo del Gobierno". "Es importante que todos hablemos claro a los ciudadanos y saber lo que podemos y no hacer. Podemos hablar de todo, pero todo no es posible", ha replicado, por su parte, al PDeCAT, al que ha señalado que cuando se dialoga es posible "encontrar puntos en común".

El presidente ha dicho que es "consciente" de que la crisis catalana es "una carrera de largo plazo" y que son "muchos" los "desencuentros", pero ha llamado a "construir encuentros", como de entrada lo es la activación de las comisiones bilaterales y "la mano tendida" en cuestiones de cohesión social. "Es un buen punto de arranque", ha dicho.

Tras destacar, además de las comisiones bilaterales, que el Gobierno ya está revisando los recursos de inconstitucionalidad del Ejecutivo de Mariano Rajoy contra leyes catalanas, Sánchez ha concluido subrayando que los Gobiernos central y catalán no podrán construir hasta que no "reconstruyan la confianza y las lealtades".

Comentarios