La Xunta alerta sobre los perjuicios socioeconómicos y medioambientales del 'furtivismo de bañador'

La Xunta alerta sobre los perjuicios socioeconómicos y medioambientales del 'furtivismo de bañador'
La Xunta alerta sobre los perjuicios socioeconómicos y medioambientales del 'furtivismo de bañador'

Desde el gobierno autonómico se apunta que esta práctica afecta a los mariscadores profesionales que tienen permiso de explotación

La Consellería do Mar ha puesto en marcha una campaña de concienciación contra el denominado 'furtivismo de bañador', el marisqueo ilegal que se produce en verano en las playas gallegas, y contra el que el Servizo de Gardacostas realiza entre 500 y 1.000 inspecciones, en las que se llega a comisar más de una tonelada de marisco.

La Xunta de Galicia desarrollará desde el 20 de julio hasta el 17 de agosto en los arenales gallegos la campaña 'Non sexas pirata! Á praia vense a gozar, non saquear' --'¡No seas pirata! A la playa se viene a disfrutar, no saquear'--, con la que se trata de transmitir los perjuicios tanto socioeconómicos como medioambientales del furtivismo.

Desde el gobierno autonómico se apunta que esta práctica afecta a los mariscadores profesionales que tienen permiso de explotación, siembran el marisco, limpian las playas y pagan los correspondientes impuestos.

Pero también se hace hincapié en las consecuencias para el medioambiente, al suponer un perjuicio para el "ecosistema" y la salud, porque "puede suponer un riesgo para quien consume producto extraído y comercializado de forma ilegal" al "no haber pasado ningún tipo de control que lo avale".

Así se pondrá de manifiesto en la campaña de sensibilización mediante la realización de 50 acciones en 35 arenales de 21 ayuntamientos costeros, 11 de ellos en A Coruña, 9 en Pontevedra y 1 en Lugo.

La iniciativa plantea la realización de un juego educativo que pretende mostrar el trabajo que hay entorno al marisqueo y a los profesionales que trabajan en esta actividad.

Para ello, la Xunta ha solicitado la implicación del sector enviando a principios de este mes una carta a todas las Cofradías de Galicia, para informarlas de su puesta en marcha.

De esta forma, se lucha contra el denominado 'furtivismo de bañador al tiempo que se intenta poner en valor el trabajo de los mariscadores profesionales y hacer un llamamiento a la responsabilidad de cada bañista.

El Servizo de Gardacostas realiza entre 500 y 1.000 inspecciones en los arenales gallegos, en los que incluso llega a comisar más de una tonelada de marisco, según los datos aportados por la Xunta.

La campaña se ha iniciado en la Illa de Arousa, una de las zonas más afectadas por este tipo de furtivismo, pero también de las más activas en el trabajo de concienciación. La actividad de los mariscadores de esta localidad supone la totalidad de las descargas y facturación de la lonja.

Esta iniciativa se añade a otras acciones que desarrolla la propia Cofradía de la Illa de Arousa, para las que solicitó la colaboración de la Xunta en una reunión mantenida en la Consellería el pasado mes de abril.

En concreto, y con la colaboración de la Consellería do Mar, se desarrolla el proyecto piloto de 2016 en el que se entregaron en torno a 5.000 paipáis en diversas cofradías de la ría de Pontevedra con mensajes de concienciación.

A esta campaña se sumó la aplicación móvil 'Non piques, non peques' --'No piques, no peques'--, que lleva más de 10.000 descargas en las distintas plataformas móviles y que contiene información sobre la época óptima de consumo de productos de mar

Comentarios