UNICEF Comité Español pide la protección adecuada de los niños y niñas migrantes no acompañados que están llegando a la frontera sur

UNICEF Comité Español pide la protección adecuada de los niños y niñas migrantes no acompañados que están llegando a la frontera sur
UNICEF Comité Español pide la protección adecuada de los niños y niñas migrantes no acompañados que están llegando a la frontera sur

Ante la situación migratoria actual, la organización pide que se destinen más recursos a la atención de los niños y una mayor solidaridad de todas las comunidades autónomas

Los sistemas de acogida y protección de niños tutelados de los principales puntos de entrada del país están saturados. Esta situación, que han reconocido las propias autoridades, está afectando la calidad de la atención que reciben los niños migrantes no acompañados que llegan solos y son especialmente vulnerables.

El número total de niños y niñas que han llegado a España desde 2017 es desconocido, porque no se contabilizan correctamente todas las llegadas. No obstante, los datos que existen reflejan que las cifras crecen. El número de niños extranjeros no acompañados tutelados ha aumentado un 62% entre 2015 y 2017. En marzo de 2018, había 6.456.

“Debemos ser extremadamente cuidadosos en la atención y protección de los niños migrantes no acompañados que están llegando a nuestras costas. Son niños antes que extranjeros. Han de existir mecanismos que permitan derivaciones ágiles y eficaces a recursos adecuados de otras comunidades autónomas, siempre y cuando se escuche antes a los niños”, ha dicho Javier Martos, director ejecutivo de UNICEF Comité Español.

A comienzos de este año, el Comité de los Derechos del Niño ha pedido a España una respuesta urgente y una mejora en la atención que reciben los niños migrantes y refugiados. UNICEF, como organización defensora de los derechos de los niños, recuerda al Estado y a las comunidades autónomas que España debe garantizar la correcta atención y protección de todos los niños y niñas que llegan a nuestras fronteras – solos o acompañados -, siempre conforme a los estándares internacionales que fija la Convención sobre los Derechos del Niño.

Es necesaria una responsabilidad compartida entre todas las Autonomías para garantizar la protección de todos los niños. Y en el contexto actual, la solución pasa por aumentar los recursos disponibles, formar al personal y garantizar la solidaridad entre comunidades autónomas.

“Tratándose de niños y niñas en situación de vulnerabilidad, la respuesta no puede tardar en llegar”, ha dicho Sara Collantes, especialista en migración y políticas de infancia de UNICEF Comité Español. “Hemos podido comprobar en otros países europeos que la permanencia en lugares sobreocupados y los retrasos en el traslado de los niños a familias de acogida o recursos residenciales estables y más pequeños tienen consecuencias negativas para los niños. Pueden provocar incertidumbre, recurso a traficantes, captación por redes de trata, fugas, explotación, adopción de conductas de riesgo, empeoramiento del estado emocional y psicológico, y vulneración del derecho a recibir protección internacional”.

Comentarios