El juez cree que los Charlines estuvieron implicados en otras operaciones que no se pudieron ejecutar

El juez cree que los Charlines estuvieron implicados en otras operaciones que no se pudieron ejecutar

En total, han pasado a disposición judicial a lo largo del día 17 de los 28 arrestados en el marco de la macrooperación policial

Juan Carlos Carballal, juez titular del Juzgado de Instrucción número 4 de Vigo, decretó esta semana la puesta en libertad y sin medidas cautelares para Manuel Charlín Gama, patriarca del clan narcotraficante, por un presunto delito de organización criminal.

El juez ha decretado que la investigación llevada por la Policía Nacional no ha logrado acreditar la relación con las dos toneladas y media de cocaína que fueron interceptadas el pasado miércoles. 

Su hijo, Melchor Charlín, también ha sido liberado con la obligación de comparecer cada quince días en los juzgados.

Lo que sí ha quedad claro, y tiene en ateción al juez, es que los Charlines han estado implicados en otras operaciones que no han fructificado. Según fuentes judiciales, se habrían salvado por la confesión de unos de los colaboradores que prescindió de los Charlines para obtener mayor beneficio.


En total, han pasado a disposición judicial a lo largo del día 17 de los 28 arrestados en el marco de la macrooperación policial.

Esta operación, que comenzó hace un año, permitió desarticular una de las más importantes organizaciones dedicadas a la importación de cocaína que operaban en conexión con Galicia, según indicó la Policía Nacional.

Durante las diligencias se logró establecer vínculos del grupo organizador de la operación con los transportistas y con los encargados de desembarcar la droga en tierra.

Los arrestos en tierra se han llevado a cabo el miércoles, empezando por el del patriarca de los Charlines, Manuel Charlín Gama, y su hijo Melchor Charlín Pomares en la vivienda familiar de Vilanova de Arousa (Pontevedra).

La misma vivienda en la que meses atrás padre e hijo fueron asaltados y golpeados y tuvieron que recibir asistencia sanitaria, sin que por el momento se hayan esclarecido las causas del suceso.

La Policía practicó una treintena de registros en las localidades gallegas de Boiro y Ribeira, en la provincia de A Coruña; Vilagarcía de Arousa, Vilanova de Arousa y Cambados, en la provincia de Pontevedra; en Marbella (Málaga), en Huelva y en Yuncos (Toledo). 

Comentarios
Lo más