La presión fiscal sigue aumentando en las familias de rentas medias y en autónomos

La presión fiscal sigue aumentando en las familias de rentas medias y en autónomos
La presión fiscal sigue aumentando en las familias de rentas medias y en autónomos

Las reformas tributarias han llevado al país a un modelo impositivo que carga contra el contribuyente medio y a los autónomos

Allá por el 2008, con el estallido de la crisis, la Agencia Tributaria de España veía como la recaudación de las arcas públicas se hundía y llegaron a perder más 72.000 millones de euros a cuenta de la caída de los salarios, la destrución de empleo, el parón del consumo y la pérdida de las empresas.

La solución que se buscó para permitir sanear las cuenta era subir los impuestos para evitar el colapso del país. Eso supuso aumentar el IRPF y el IVA, impuestos que afectan directamente a los bolsillos de todos los ciudadanos. Con la economía saliendo de la crisis, el tipo efectivo que soportan las familias por su renta ha aumentado en dos puntos básicos desde el 2008.

El Informe Anual de Recaudación de la Agencia Tributaria recoge que las unidades familiares están soportando un IRPF tipo del 12,5%, frente al 10,9% del 2008. Llama la atención que esto se produzca cuando la renta ha subido cerca de un 2% contrastando con el pago del IRPF que se ha disparado a un 17,3%.

La tendencia actual parece indicar que se espera que este crecimiento del 2% anual se mantenga. Por lo tanto, al ser IRPF progresivo se aplicarían tipos nominales más elevados y en los proximos ejercicios podrían subir más.

Además del IRPF, el IVA es otro de los impuestos que más afectan a las familias españolas. Tiene relación con el consumo y por tanto, con relación directa con el crecimiento económico. La parte negativa viene dado por su nulidad con el factor distributivo de la renta.

El mismo informe de la Agencia Tributaria recoge que el tipo efectivo del IVA durante el año pasado fue del 15,6%, en contrapartida con el 11% en el 2008. La recaudación del IVA ha subido más de un 60% en los últimos años y por lo tanto, el indicador claro de que ha sido el impuesto que más han soportado los ciudadanos en estos años.

Comentarios