Al Compos le faltó suerte contra el Camp d'Esports

Al Compos le faltó suerte contra el Camp d'Esports

La SD Compostela fue superior al Lleida Esportiu pero cayó eliminado por el tanto de Juanto Ortuño

El sueño de la Copa del Rey para la SD Compostela se terminó en el Camp d’Esports, en la segunda ronda del torneo del KO. El equipo blanquiazul fue superior a los locales, pero les faltó suerte en ataque, y en defensa, ya que el Lleida Esportiu marcó el tanto del triunfo en su única llegada. Juanto Ortuño fue el goleador ilerdense en una noche que deja grandes sensaciones en la familia santiaguesa.

Avisaba Yago Iglesias en la previa que la SD Compostela intentaría, si era posible, llevar la batuta del juego en el Camp d’Esports, pese a la entidad del rival. Así, tras unos primeros minutos de tanteo, los nuestros comenzaron a merodear el área local a través de la posesión del balón. Varias entradas de Brais Abelenda por banda, que acabaron en sendos córneres, certificaban la gran imagen blanquiazul.

Sin embargo, cuando mejor estaban los nuestros, llegó el tanto local. Leto subió por banda y puso al balón al corazón del área para que Juanto Ortuño, imponiéndose por arriba, rematase picado de cabeza al fondo de la red.

Pese al golpe, el conjunto santiagués reaccionó rápido y a punto estuvo de igualar antes del descanso. Primero, Brais Abelenda, tras regatear a dos rivales, perdió la oportunidad en el último momento con la llegada de otro defensa y, después, en un córner, Miki remató de cabeza arriba por muy poco.

A la salida de los vestuarios, el Compos salió más realzado, confiado de que era posible y avisó rápido en un nuevo cabezazo de Brais Abelenda, a centro de Miki, que chapó Pau Torres o en un centro chut de Miki que atrapó el portero en dos tiempos.

Llegaron los cambios, pero la dinámica siguió siendo la misma. Los nuestros seguían siendo superiores y se fueron en busca del empate, una igualada que se rozó en el minuto 88. Marcos Remeseiro centró raso al borde del área, Josiño se giró y soltó un gran disparo abajo que despejó Pau Torres con una estirada increíble.

El sueño del Compostela se esfumó en esa parada, pero los blanquiazules acabaron con la cabeza muy alta. Pese a la entidad del rival, el Compos fue netamente superior y sólo encajó en la única oportunidad local. Los nuestros se despiden de la Copa del Rey dejando una gran imagen y con una experiencia que servirá para lo que resta del campeonato. Toca ya pensar en el importante partido del domingo contra el Club Silva SD.

Comentarios