La OCU pide una legislación que obligue a que los productos sean ciberseguros

La OCU pide una legislación que obligue a que los productos sean ciberseguros

OCU recomienda ser especialmente precavidos con dispositivos como routers, impresoras, tabletas, alarmas y cerraduras inteligentes o juguetes conectados

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) advierte que entrar ilegalmente en una casa o en dispositivos privados valiéndose de la conexión a Internet del mismo hogar o de algunos dispositivos es más fácil de lo que pueda parecer, especialmente en las casas más "digitalizadas”.

Ante esta situación, OCU, al igual que las demás organizaciones de consumidores del grupo Euroconsumers, lleva años trabajando para que se promulgue una legislación que obligue a que los productos sean ciberseguros, igual que ya es obligatoria la seguridad física. Para OCU, la seguridad y la privacidad de los consumidores deberían estar protegidas por ley.

Además, con motivo de la celebración del Mes Europeo de la Ciberseguridad, OCU recuerda una serie de consejos básicos que deben llevarse a cabo para mantener la ciberseguridad en el hogar.

Utilizar contraseñas seguras

- No usar la misma contraseña en todas las cuentas y dispositivos

- Evitar usar datos personales para crearlas: fechas de nacimiento, nombres, sitios favoritos… basta estudiar las redes sociales para encontrar datos que muchas veces se usan en las contraseñas: un algoritmo y un ordenador harán el resto, de forma que para un ciberdelincuente no sea difícil dar con la clave.

- Buscar una contraseña larga y compleja: como mínimo 8 caracteres, mejor si son 16, combinando letras (mayúsculas y minúsculas), números y símbolos.

- Ser precavido y prudente con lo que se comparte. Se debe evitar publicar demasiados detalles sobre hábitos personales o salidas fuera del hogar.  

- Asegurar que la privacidad está bien configurada en las cuentas sociales.

- Usar solo páginas seguras, aquellas que empiezan por https://

- No guardar el PIN y las contraseñas, sino memorizarlas.

- No picar en la trampas del phishing: los banco u otros organismos como la Agencia Tributaria no se dirigen a los clientes o usuarios por correo para solicitar sus datos.

Además, según OCU, hay algunos dispositivos con los que conviene ser especialmente cuidadosos:

- Router.Debe estar protegido por una contraseña establecida por su propietario. Se debe configurar cambiando el nombre de la red wifi y la contraseña por defecto. El nombre de la red no debe incluir el del operador (Movistar_3C...).

- Impresora. Muchos modelos crean, al encenderse, una red wifi abierta, a la que puede conectarse cualquiera. Se debe configurar la red wifi inmediatamente después de encenderla. 

- Tabletas. No se deben perder de vista o desatendidas en un lugar público: en muy poco tiempo es fácil copiar un malware que activa la cámara y añade páginas web a los sitios permitidos.

- Termostatos, alarmas o cerraduras “inteligentes”.Estos dispositivos suelen estar bien protegidos, sin embargo, con un robo de credenciales se puede localizar a través de su web el termostato en un mapa, y saber si está o no encendido (y deducir por tanto si hay alguien o no en casa), localizar la alarma y la cerradura y saber dónde ir… Es muy importante buscar un modelo con verificación en dos pasos (contraseña +SMS), configurarlo así y siempre utilizar contraseñas fuertes.

- Juguetes conectados, smartwatch para niños,cámaras y dispositivos similares: no deberían ser peligrosos, pero en la práctica es muy fácil para un desaprensivo usarlos para sus fines.

En general, según OCU, la clave de un hogar seguro está en configurar bien las opciones de seguridad y utilizar contraseñas fuertes.

Comentarios