Un vecino de Ribadumia achaca al corrector de WhatsApp las amenazas a su expareja

Un vecino de Ribadumia achaca al corrector de WhatsApp las amenazas a su expareja

El fiscal solicita quince años de prisión por maltrato habitual y violación

El fiscal imputa a un vecino de Ribadumia por maltrato habitual, por lo que solicita tres años de prisión, y por un delito continuado de violación, por el que pide quince años de cárcel, a cuyo término debe someterse a cinco años de libertad vigilada, en los que debería hacer un programa de educación sexual y seguir un curso sobre sensibilización sobre la violencia contra la mujer.

El acusado reconoció este jueves, en la Audiencia de Pontevedra, que la relación con su pareja se había roto en agosto del 2015, si bien reconoció que eso no había cambiado la relación con la víctima. Aseguró que continuó viviendo con su pareja en su casa, hasta que ella lo denunció. También sostuvo que mantuvo relaciones sexuales pero siempre "consentidas" y negó de plano las acusaciones.

El fiscal destacó que, tras una de las agresiones sexuales, el acusado preguntó por WhatsApp insistentemente a su exnovia si le iba a denunciar o no: "K tes pensad facer vasm denunciar ou no", "keres Kontextar, so kero saber s m vas denunciar".

El acusado sorprendió al explicar que el culpable de esos textos era el sistema corrector del WhatsApp: "Mandaba palabras que no quería escribir (...). Por su culpa había cosas que no quería decir". Reconoció que, sufría ataques de celos y, en ocasiones, "ponía cosas que no debía".

El testimonio de la víctima fué tan detallado que llevó al fiscal a considerar que el acusado "la controló y dominó de manera constante". La víctima compadeció a puerta cerrada y se ratificó en la denuncia ante la Guardia Civil.

Comentarios