Los vecinos del Ensanche vuelven a recurrir a la Policía Local para poner fin a las fiestas nocturnas

Los vecinos del Ensanche vuelven a recurrir a la Policía Local para poner fin a las fiestas nocturnas

Fuentes municipales apuntaron a que tuvieron que ir a 12 pisos, donde el ruido no dejaba descansar al resto de residentes

Con motivo del recién iniciado curso, en la noche del jueves y la madrugada del viernes fueron cientos los jóvenes que salieron a divertirse. Por este motivo, los vecinos del Ensanche recurrieron a la Policía Local para poner fin a las fiestas que se estaban produciendo en pisos de estudiantes. Fuentes municipales apuntaron a que tuvieron que ir a 12 pisos, donde el ruido no dejaba descansar al resto de residentes.

Aunque los establecimientos cumplen con la normativa de aislamiento, los vecinos se ven afectados por el bullicio que se produce en el cambio de un lugar a otro y por las conversaciones subidas de todo en las puertas de los locales de copas. Debido a las bajas temperaturas, no se celebraron botellones en el Campus Vida ni en los parques de Belvís y restollal, salvo pequeños grupos aislados.

Comentarios