Juzgan al expresidente de una coral valenciana por abusar de un menor

Juzgan al expresidente de una coral valenciana por abusar de un menor

Al haberse cometido los hechos denunciados en Austria, la competencia es de la Audiencia Nacional por tratarse de un delito cometido por un español en el extranjero

La Audiencia Nacional juzga este lunes a Rafael C.L., expresidente de una escuela coral de Quart de Poblet (Valencia), para el que la Fiscalía pide 10 años de cárcel por abusar de un alumno cuando se encontraban en Austria todos los componentes del coro, formado por 47 menores de entre 12 y 17 años.

Al haberse cometido los hechos denunciados en Austria, la competencia es de la Audiencia Nacional por tratarse de un delito cometido por un español en el extranjero.

Según el escrito de acusación de la Fiscalía, que pide también una indemnización de 6.000 euros para el menor, el acusado, de 55 años, y todos los miembros del coro se alojaron el 2 de agosto de 2016 en un albergue de Viena (Austria), y el acusado compartió habitación con cinco niños.

Uno de ellos, que entonces tenía 12 años, al sufrir terrores nocturnos, "en hora no precisada, se trasladó a la cama ocupada por el acusado".

Este, "aprovechando la ascendencia que tenía sobre el menor, tanto por la amistad que mantenía con sus progenitores, como por ser presidente de la Coral, con ánimo libidinoso, introdujo su mano por debajo del pantalón de pijama" y le acarició el pene.

Después cogió la mano al menor, "introduciéndosela por debajo de su pantalón, dirigiéndola a los órganos sexuales del acusado, a la vez que le besaba en la mejilla".

A la noche siguiente, cuando se encontraban en un albergue en la localidad de Wells (Austria), el acusado, volvió a compartir cama con el pequeño y con otro de los menores.

En esa ocasión, aprovechando que el niño del que abusó la noche anterior se encontraba dormido, según relato del fiscal, "llevó a cabo la misma actuación, lo que provocó" que el chaval se despertase, gritando "que estaba abusando de su cuerpo y que no tenía derecho a hacerlo" y pidiendo llamar a sus padres, a lo que el acusado se negó excusándose en lo avanzado de la hora.

La Fiscalía considera los hechos constitutivos de dos delitos de abuso sexual con prevalimiento, por los que pide una pena de 5 años de prisión por cada uno y 7 años de libertad vigilada al salir de la cárcel.

Reclama además una pena de inhabilitación especial para profesión u oficio que conlleve contacto regular y directo con menores de edad por un tiempo superior en 5 años al de duración de la pena privativa de libertad impuesta en sentencia.

En el juzgado de Instrucción número 6 de Valencia, que tramitó la denuncia del menor antes de inhibirse a la Audiencia Nacional, se interpusieron cuatro denuncias más por abusos a menores.

Las nuevas denuncias fueron remitidas a juzgados de Sevilla, Requena, Denia y de nuevo a la Audiencia Nacional, por un supuesto caso sucedido en Francia.

Según esas denuncias, el "modus operandi" siempre era el mismo, el entonces presidente de la coral se llevaba a los niños a cantar a alguna ciudad española o al extranjero, y valiéndose de su autoridad se acostaba con ellos o les realizaba tocamientos".

Comentarios