La Policía Nacional libera a tres mujeres prostituidas en Girona y detiene a los seis integrantes de una organización criminal dedicada a la trata

La Policía Nacional libera a tres mujeres prostituidas en Girona y detiene a los seis integrantes de una organización criminal dedicada a la trata

Una de las mujeres liberadas fue comprada por la organización en su país de origen cuando tenía 14 años, pagando por ella 3000 euros y siendo obligada a casarse 

Agentes de la Policía Nacional han liberado a tres mujeres prostituidas en Girona y han detenido a los seis integrantes de una organización criminal dedicada a la trata de seres humanos con fines de explotación sexual. Una de las víctimas liberadas fue comprada por la organización en su país de origen cuando tenía 14 años, pagando por ella 3000 euros y siendo obligada a casarse con un miembro de la organización. 

Las mujeres captadas, normalmente jóvenes, eran explotadas laboralmente en tareas domesticas, para después ser explotadas sexualmente siendo, finalmente, obligadas a sustraer bienes a sus clientes. Los dos principales miembros de la organización han ingresado en prisión.

Amenazas y violencia física

La investigación se inició tras la denuncia de una joven de nacionalidad búlgara. En su declaración indicó que fue comprada en su país de origen por 3000 euros cuando contaba 14 años de edad, forzándola a contraer matrimonio con uno de los integrantes de la misma. Posteriormente fue trasladada hasta España donde en un primer momento fue explotada en la marco de la servidumbre doméstica para más tarde ser explotada sexualmente. Finalmente la obligaban a sustraer bienes a sus clientes.

Tras determinar que la denunciante se trataba de una víctima de Trata de Seres Humanos, los investigadores continuaron con sus pesquisas y constataron la existencia de una organización criminal que captaba mujeres jóvenes para explotarlas sexualmente. 

Además, los agentes también constataron que extorsionaba a aquellas mujeres que ya ejercían la prostitución en la vía pública por la zona de Ampuriabrava, llegando a conseguir el control de la prostitución en la zona. Los miembros de la organización no dudaban en emplear amenazas e incluso violencia física para vencer la voluntad de las víctimas y de esta forma mantenerlas explotadas.

Tras varias gestiones, y con la colaboración de las autoridades búlgaras, los agentes identificaron a la totalidad de integrantes de la organización y localizaron a las mujeres prostituidas. Durante el operativo policial se procedió a la detención de seis integrantes de la organización de los cuales los dos principales miembros han ingresado en prisión.

Se han realizado registros en dos domicilios de la provincia de Girona, interviniéndose 88 cartuchos de 7x65, 25 plantas de marihuana con un peso de 18 kg, dos mil novecientos cincuenta y cinco euros (2955€) y diversa documentación relacionada con los ilícitos investigados.


Comentarios