El Sergas y Povisa cierran negociaciones para reflotar el centro sanitario

El Sergas y Povisa cierran negociaciones para reflotar el centro sanitario

Representantes sindicales mantuvieron una reunión ayer con los gerentes del Sergas y del área sanitaria de Vigo

El vendaval desatado desde que el Hospital Povisa acudió al juzgado a comunicar el preconcurso de acreedores debería cerrarse a corto plazo, según confían el centro sanitario y el Servicio galego de Saúde. Las dos partes trabajan bajo el pacto no escrito de cerrar las negociaciones para reflotar el centro sanitario antes de que se abra el período de libre elección de hospital en el área de Vigo.

Este plazo suele coincidir con el mes de noviembre, aunque nada obliga a que así sea. El Sergas trabaja con la idea de que noviembre vuelva a ser el mes en que algunos ciudadanos del área de Vigo puedan decidirse entre el Complejo Hospitalario Universitario de Vigo y Povisa, pero nada le compromete. En esta ocasión podría retrasarse, porque la Consellería de Sanidade quiere implantar el cambio de hospital por vía electrónica: del mismo modo que cualquier ciudadano puede ambiar de médico de cabecera desde el ordenador de su casa, siempre que cuente con un certificado digital, en el área de Vigo podría cambiar de hospital de referencia. La cuestión técnica todavía no está resuelta y esto podría condicionar la apertura del plazo de elección de hospital.

Una espantada masiva de los usuarios de Povisa obligaría a Álvaro Cunqueiro a reforzarse, no tanto en infraestructura como en equipos humanos, ya que los hospitales públicos deben cumplir unas estrictos ratios de personal de enfermería. Y no están dotados para absrober a los 137.000 con que ahora cuenta Povisa.

La inquietud se mantiene viva entre los trabajadores. Representantes sindicales mantuvieron una reunión ayer con los gerentes del Sergas y del área sanitaria de Vigo, Antonio Fernández-Campa y Félix Rubial, respectivamente. Según la portavoz de los trabajadores, Chus Neira, campa les trasladó que todavía no existe ningún acuerdo cerrado, si bien ya está avanzada la posibilidad de que el Sergas financie los medicamentos de alto impacto (los más caros) y los de pacientes externos, a cambio de reducir el dinero que paga al hospital.

"Nós queremos que se recolla que queremos melloras tamén para os traballadores", reclamó Chus Neira. Según un comunicado del Sergas, el organismo sanitario exigió en todo momento garantías sobre el pago de nóminas.



Comentarios