ERC reconoce la "crisis" y el debilitamiento del soberanismo

ERC reconoce la "crisis" y el debilitamiento del soberanismo

Ciudadanos propuso ayer que el Parlamento "rechace y condene" que el presidente de la Generalitat, Quim Torra, "aliente" a los Comités de Defensa de la República

Junts per Catalunya y Esquerra escenificaron ayer, una vez más, que la división en el independentismo es muy profunda. Mientras Quim Torra evitó toda autocrítica y recetó más radicalidad el día después de que las fuerzas secesionistas consumaran la fractura con la pérdida de la mayoría absoluta en el Parlamento, ERC reconoció la "crisis" y el debilitamiento del soberanismo.

El presidente de la Generalitat, apeló a la unidad. Una cohesión, que a su juicio, está en la resistencia del independentismo frente al Estado y también en la "desobediencia", una forma de reprochar a sus socios falta de coraje, "Recuperemos el espíritu del 1-O, la declaración de independencia del 27-O y, todos juntos, sigamos adelante. Hasta el fin y la victoria", aseguró. Torra reiteró que el objetivo de hacer efectiva la república es "irrenunciable" y que se mantiee como punto central de la legislatura. Insistir en la vía unilateral con solo 61 diputados (sobre 135) sonó como una especie de huida hacia adelante para intentar contentar a los sectores más radicales, que no entiendenqué pasa entre JxCat y ERC y que asisten desorientados a sus continuas peleas.

La Generalitat reconoce que sus relaciones se han enfriado con la Moncloa. La segunda reunión entre Sánchez y Torra está aparcada, en parte porque el Ejecutivo cree que el líder nacionalisra no contribuye a la convivencia cuando alienta a los Comités de Defensa de la República. Aún así, el presidente catalán volvió a defender a los CDR, a los que en un vídeo grabado en septiembre, y que ha trascendido ahora, les pide calma porque la "revuelta" comenzará tras la sentencia del 1-O. "Hay miembros en mi familia, engo una interlocución directa", dijo.

Ciudadanos propuso ayer que el Parlamento "rechace y condene" que el presidente de la Generalitat, Quim Torra, "aliente" a los Comités de Defensa de la República (CDR), y pidió la reprobación de la expresidenta del Parlamento, Núria de Gispert, por sus comentarios "vejatoros y excluyentes". Ciudadanos, asimismo, pide que el Parlamento constate que "actualmente" existe una fractura social entre catalanes y rechace la violencia.

Por su parte, el vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonés, acusó a Ciudadanos de "tensionar la calle" por "cuatro votos" y para recuperar protagonismo" político a nivel nacional, yha instado a la formación naranja a reflexionar sobre el "precio" de su estrategia.

Comentarios