Detienen en Ceuta a los máximos responsables de una red que introducía ciudadanos argelinos en la península utilizando narcolanchas

Detienen en Ceuta a los máximos responsables de una red que introducía ciudadanos argelinos en la península utilizando narcolanchas

La organización cobraba como tarifa unos 2.000 euros por persona para poder emprender el viaje, obteniendo con la salida de una de estas embarcaciones un beneficio de unos 26.000 euros

La Policía Nacional ha detenido en Ceuta a los máximos responsables de una red que introducía ciudadanos argelinos en la península utilizando narcolanchas. En el operativo han sido arrestadas cuatro personas que captaban a los inmigrantes en el CETI –Centro de Estancia Temporal del Inmigrantes- de la Ciudad Autónoma. 

Entre los detenidos se encuentra uno de los principales delincuentes residentes en el barrio de El Príncipe, y que es conocido por su amplio historial delictivo y su peligrosidad. Cada inmigrante debía pagar unos 2.000 euros para poder emprender el viaje y, con cada salida de una de estas embarcaciones, la organización obtenía un beneficio de unos 26.000 euros.

La investigación comenzó hace cinco meses. Los agentes constataron la existencia de varias embarcaciones que transportaban a ciudadanos argelinos y que, de manera clandestina, llegaban a la zona de Algeciras. Tras varias gestiones, comprobaron la existencia de una organización criminal que, presuntamente, captaba a los inmigrantes en el CETI de Ceuta -Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes- donde allí se encuentran en régimen abierto.

Entre los investigados, los policías detectaron la presencia de "El Rubio", uno de los principales delincuentes residentes en la barriada y que, actualmente, está considerado como “el número 2 de El Príncipe” por su historial delictivo y peligrosidad. “El Rubio”, de 40 años de edad, se encontraba en los escalones más altos de la red y no mantenía el contacto directo con los inmigrantes ni con las embarcaciones utilizadas.

Algunos integrantes de la red estaban encargados de realizar el cobro del viaje, la cantidad podía variar pero oscilaba entre los 1.800 y los 2.000 euros por persona, e incluía el alojamiento temporal de los mismos en domicilios de su propiedad hasta el momento en el que se producía la salida hacia las costas de la península.

Comentarios