Orange arruina a cientos de distribuidores comerciales

Orange arruina a cientos de distribuidores comerciales

La compañía francesa ahogaba a sus distribuidores con técnicas comerciales que los llevaban al límite

Siguen los problemas para la compañía de telefonía móvil Orange. Hace un par de meses COMPOSTELA24HORAS publicaba como una sociedad compostelana llevaba a los juzgados a la multinacional por una serie de técnicas comerciales que ahogaron a la empresa hasta el punto de llegar a deberle más de dos millones de euros.

Con la compra de AMENA por parte de France Telecom, matriz de Orange, la empresa comenzó a revertir una serie de cambios en su red comercial. Según los afectados, la táctica de la compañía era reducir a cero los puntos de ventas de los distribuidores para tener los propios.

Para ello se valieron presuntamente de una serie de mecanismo para ahogar económicamente y financieramente a las diferentes distribuidoras oficiales como el aumento de los objetivos, cambios en las comisiones para valorar con más importancia los aspectos inherentes a la actividad o inversiones potentes para cambiar el branding de la empresa.

Muchos de estos afectados se vieron en la obligación de llevar a Orange a los juzgados para reclamar por todos los daños y prejuicios causados. Este es el caso de Asafortel (Asociación de Afectados por Orange Telecomunicaciones) que reúne a más de 50 ex agentes de la compañía por toda España y que ayudan a todos los afectados para reclamar todos los daños, tanto civiles como penales, por el trato y las malas prácticas de la compañía de telefonía.

Uno de los testimonios que más se repiten por parte de los afectados son las presuntas presiones y los objetivos arbitrarios que tenían. Por ejemplo, si un cliente no pagaba se penalizaba al agente, se obligaba a contratar a cierto número de comerciales sin poder pasarse de los fijado por la central, se compraban terminales móviles y si no se vendían las empresas tenían que hacerse cargo de esos costes e incluso amenazas por parte de la compañía para retirar códigos a los distribuidores.

A día de hoy, los afectados por Orange están luchando incansablemente para poder recuperar parte de lo perdido por la compañía y dar a conocer todas las malas prácticas comerciales que están importando a España. La batalla continúa para ellos.

Comentarios
Lo más