La OCU advierte del peligro de recoger setas sin conocerlas

La OCU advierte del peligro de recoger setas sin conocerlas
Foto de archivo
La OCU advierte del peligro de recoger setas sin conocerlas

La única manera de saber si una seta es tóxica es reconocerla

Comienza la temporada de setas y por este motivo la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) recomienda que, si no se conocen, la mejor opción es abstenerse de salir al campo a recogerlas, ya que hay varios ejemplares venenosos similares a los comestibles.

La única manera de saber si una seta es tóxica es reconocerla: identificar la especie concreta a la que pertenece para saber si se puede comer o no. Las fotos de las guías de setas no es una fuente fiable de información, puesto que el color como el tamaño puede cambiar según la zona donde crezcan.

Además, la OCU aclara varios mitos sobre cómo reconocer las setas:

- Es falso que si están mordidas por animales sean comestibles.

- Es falso que si se hieve la seta con una cuchara o utensilio de plata y éste se vuelve negro, la seta es tóxica; y si la plata no se ennegrece es comestible

- Es falso que una seta sea tóxica si al cocerla con ajos y cebollas oscurece

- Es falso que una seta deje de ser tóxica si se cuece o se pone vinagre o salmuera, y también es falso qeu las setas sólo sean peligrosas crudas o poco cocinadas.

- Es falso que únicamente son tóxicas las setas que cambian de color al partirlas.

- Es falso que las setas que crecen en la madera son siempre comestibles.

La OCU recuerda que algunas comunidades autónomas y ayuntamientos disponen de servicios de análisis, a veces gratuitos,  donde se pueden comprobar con total seguridad si son setas tóxicas. También algunas sociedades micológicas ofrecen en temporada un servicio de asesoramiento e identificación.

Comentarios