El TSJ desestima el recurso de apelación de una santiaguesa que trabajó durante años para el PP en el Concello

Foto de archivo
El TSJ desestima el recurso de apelación de una santiaguesa que trabajó durante años para el PP en el Concello

Considera que no ha habido una relación laboral con el Concello de Santiago y por lo tanto, el contrato eventual cesa cuando cesa la autoridad que la nombró, nig

El Tribunal Superior de Justicia ha desestimado el recurso de apelación presentado por una santiaguesa que trabajó para el Partido Popular en el Concello de Santiago  desde 1993 hasta 2015. El TSJ considera que no hubo una relación laboral, sino eventual, por lo que esta relación cesa cuando cesa la autoridad a la que prestaba funciones.

La mujer sostiene que prestó servicios de modo ininterrumpido para el Concello de Santiago desde el 1 de marzo de 1993 hasta el 2 de junio de 2015, día que fue cesada como personal eventual de la Corporación. Afirma que bajo la apariencia de personal eventual, se está encubriendo una relación de servicios de carácter indefinido caracterizada por una concatenación de ceses y nombramientos sucesivos sin apenas días intermedios. Por este motivo consideraba que debería haber sido despedida y no cesada, y solicitaba la readmisión o la indemización por despido de casu 92.000 euros más salarios dejados de percibir desde el cese y deduciendo lo cobrado por prestación por desempleo.

Aunque asume que los nombramientos fueron en calidad de personal eventual, y conoce que el cese debe producirse automáticamente cuando tiene lugar el cese de la autoridad que la nombró, niega que las funciones que ha ejercido sean de asesoramiento y asentadas en vínculos de confianza de la autoridad.

Se ha demostrado que la mujer era personal eventual y que ejerció funciones de confianza ya que no permaneció bajo supervisión y control del Servicio de Personal del Concello porque, ni se atuvo a vacaciones ni permisos como el del personal laboral, ni constaba en los partes diarios de firma y control horario.  

Siempre fue nombrada para prestar servicios sólo al Partido Popular y bajo su jerarquía y dependencia, sin que conste que en los períodos intermedios entre nombramientos percibiera retribuciones del Concello. Se considera que  ejerció labores de asesoramiento para el Concejal Delegado de Vías y Obras, del que dependía sin formar parte del departamento.

El TSJ desestima el recurso de apelación por completo, confirma la sentencia del 6 de febrero de 2018 dictada por el Juzgado de lo Contencioso Aministrativo nº2 de Santiago de Compostela e impone a la demandante las costas procesales causadas.

Comentarios