El Parlamento italiano debatirá esta semana su plan presupuestario para 2019

Foto de archivo
El Parlamento italiano debatirá esta semana su plan presupuestario para 2019

Contempla, entre otras medidas, la entrega de tierras a quien desee tener un tercer hijo, una renta para la ciudadanía o reformar el sistema de pensiones.

El Parlamento italiano debatirá esta semana el último borrador del plan presupuestario para 2019, ya aprobado por el Ejecutivo y enviado a la Jefatura de Estado para el inicio de su tramitación. El debate llega después de que la Comisión Europea rechazara el borrador presentado en octubre por incumplimiento de las normas comunitarias en materia económica y estableciera el nuevo plazo de presentación para el 13 de noviembre.

El último borrador presupuestario plantea medidas tan llamativas como la posibilidad de entregar tierras de propiedad estatal a las familias que deseen tener un tercer hijo en los próximos tres años. Esta iniciativa, que busca incentivar la baja tasa de natalidad italiana, propone destinar 20 millones de euros en total para que las familias que quieran tener un tercer hijo puedan gozar de una parcela pública con una concesión gratuíta para los próximos 20 años. Además, los presupuestos otorgarán préstamos de hasta 200.000 euros a tasa cero a las familias que compren la primera casa en las inmediaciones del terreno asignado. De este modo, además de estimular la natalidad, se fomenta la revitalización de áreas rurales.

Otras iniciativas de gran calado contempladas en el plan presupuestario del Gobierno italiano tienen también un claro enfoque social, como el fondo de 9.000 millones de euros reservado para la llamada "renta a la ciudadanía" o el subsidio de 780 euros que se prevé para parados en búsqueda de empleo. También se destinarán partidas por valor de 6.700 millones para reformar el sistema de pensiones, que el Gobierno pretende sustituir por la "Cuota 100", según la cual los italianos podrán jubilarse cuando su edad y sus años de cotización sumen cien. 

En cuanto a las fuentes de ingresos, el Gobierno italiano pretende recortar 60 millones de euros al año en gasto militar y 531 millones adicionales en el período 2019-2031. Incluye también rebajas fiscales para empresas que creen empleo y recortes en los fondos destinados a centros de acogida de inmigrantes, una de las medidas más polémicas.

Comentarios