Condenados empleados de banca que estaban implicados en la trama de Cinco Jotas

Condenados empleados de banca que estaban implicados en la trama de Cinco Jotas

Cinco de los encausados, empleados de La Caixa y BBVA, ya habían reconocido los hechos en el juicio, y a estos les han caído las penas de menor duración, sustituibles por una multa

El Juzgado de lo Penal 1 de Vigo ha condenado a penas de cárcel que oscilan entre un año y medio y 9 meses a siete empleados de banca implicados en la mayor trama de fraude fiscal destapada en Galicia, la conocida como la de las Cinco Jotas, por un delito continuado de falsedad documental.

Cinco de los encausados, empleados de La Caixa y BBVA, ya habían reconocido los hechos en el juicio, y a estos les han caído las penas de menor duración, sustituibles por una multa.

En cambio, quienes durante la vista oral negaron su participación en la trama, que según cálculos de la Agencia Tributaria habría defraudado unos 11 millones de euros, han sido condenados a un año y medio de cárcel: el director y el interventor de una oficina de Banco de Galicia.

Otro director de la misma oficina que también estaba acusado por los mismos hechos ha sido absuelto, al igual que tres empleadas de la sucursal de Banesto en Teis, tal y como había planteado el fiscal.

Los empleados de banca condenados permitieron al jefe de las Cinco Jotas efectuar múltiples operaciones que se documentaban a nombre de otras personas sin conocimiento de éstas.

Dichas operaciones incluían desde la apertura de cuentas a nombre de terceras personas, algunas de ellas autónomos que trabajaban para alguna de las empresas del conglomerado de las Cinco Jotas, hasta el cobro en metálico de cheques y pagarés también a nombre de aquéllas.

En el juicio, celebrado en octubre, compareció el máximo responsable del grupo Las Cinco Jotas, José Manuel Costas, después de ser detenido en Portugal tras permanecer dos años huido de la justicia.

Costas, que cumple seis años por esta macrocausa desgajada en casi un centenar de piezas, desmintió el relato de los tres empleados de Banco de Galicia, que trataron de descargar toda la responsabilidad en el cajero de su oficina, que no estaba sentado en el banquillo de los acusados.

Dijo entonces que gestionó operaciones irregulares con todos ellos, quienes "sabían perfectamente que el dinero" de las diferentes cuentas que había abierto en esa sucursal a nombre de terceras personas era suyo.

También afirmó que si tuvo la complicidad de este banco fue porque "movía más dinero en un día que todo el barrio de Cabral y Candeán en un año".

La causa de Las Cinco Jotas tiene como epicentro al grupo empresarial vigués del mismo nombre, que emitía facturas falsas en favor de otras sociedades, sobre las 200, para eludir el pago del IVA.

Comentarios