En febrero se celebrará la vista del expolio de las figuras de Isaac y Abraham del Pórtico por parte de los Franco

En febrero se celebrará la vista del expolio de las figuras de Isaac y Abraham del Pórtico por parte de los Franco
En febrero se celebrará la vista del expolio de las figuras de Isaac y Abraham del Pórtico por parte de los Franco

El letrado del consistorio de Santiago ha agregado que "no hay duda" sobre la compra de las estatuas por parte del Concello porque hay una escritura pública notarial del año 1948

Una jueza de Madrid ha señalado para el 1 de febrero la vista de la demanda del Concello de Santiago de Compostela contra la familia del dictador Francisco Franco para que devuelva dos esculturas del Maestro Mateo que formaban parte del Pórtico de la Gloria de la Catedral de Santiago de Compostela.

Así lo ha comunicado ayer la jueza de Primera Instancia número 41 de Madrid en la audiencia de cuestiones previas en la que han comparecido los abogados del Concello y de la familia Franco.

A la salida del Juzgado, Xoaquín Enrique Monteagudo, director de la Asesoría Jurídica del Concello de Santiago, ha declarado a los periodistas que "no hay duda de que las esculturas que posee la familia Franco son las mismas que el Concello de Santiago de Compostela compró en el año 1948".

Ha añadido que así lo acreditará un catedrático de Arte que está citado para declarar como perito en el juicio a propuesta del Concello.

El letrado del consistorio de Santiago ha agregado que "no hay duda" sobre la compra de las estatuas por parte del Concello porque hay una escritura pública notarial del año 1948 que firma ante el notario el entonces alcalde de Santiago de Compostela, Joaquín Sarmiento, y el vendedor, un aristócrata gallego, el conde de Ximonde.

"Tampoco hay duda sobre la incorporación de las esculturas a la casa consistorial del Concello de Santiago donde estuvieron varios años y a partir de ahí surge ya el problema de cómo desaparecieron de allí", ha comentado.

Además ha rebatido el argumento de la familia Franco de que le pertenece las esculturas por el transcurso del tiempo. "Nuestra tesis es que al tratarse de bienes de dominio público que además forman parte del patrimonio histórico nacional no pueden ser objeto de prescripción", ha explicado.

A juicio de Monteagudo los demandados incurrieron en "un claro abuso de poder pues la situación de esta familia durante la época de la que se trata era predominante y estaba por encima de la ley".

Por su parte Juan José Aizcorbe, abogado de la familia Franco, ha explicado que "lo que se está dilucidando es la titularidad de unos bienesque dejaron de estar en el Pórtico de la Gloria por el año 1500 y que fueron dando tumbos por distintos lados".

Ha mantenido que "esas estatuas nunca estuvieron en el Concello de Santiago de Compostela, se conservan gracias a la familia Franco y han estado siempre a disposición de exposiciones para deleite y uso público".

"Así pues el título justo lo tiene la familia y no son cuestiones políticas sino que es un tema objetivo jurídico", ha recalcado.

Ha aclarado que "la escritura de compraventa no significa que se haya tenido la posesión real pues la misma tiene diversos apartados que se dilucidarán en el procedimiento judicial y algunos de ellos no se cumplen".

Ha insistido en que la familia Franco adquirió esas piezas "de forma normal en su momento" y ha asegurado además que "los propios informes que se aportan por el Concello no verifican de forma taxativa" que las esculturas reclamadas las que tienen sus representados.

Sobre lo indicado por el abogado del Concello de que la familia Franco incurrió en abuso de poder se ha limitado a decir: "Es una opinión que se aparta del ámbito jurídico y que no comparto en absoluto".

Comentarios
Lo más