La policía dispersa a los "chalecos amarillos" con gases lacrimógenos en París

La policía dispersa a los "chalecos amarillos" con gases lacrimógenos en París
La policía dispersa a los "chalecos amarillos" con gases lacrimógenos en París

Los manifestantes lanzaron objetos a la policía, improvisaron barricadas e hicieron hogueras en los Campos Elíseos

Tras una semana de protestas en todo el país, que dejó dos muertos y cientos de heridos, los chalecos amarillos, en oposición al aumento de los impuestos del carburante, lideraran hoy el segundo acto de su movilización, en París. La policía ha disparado gases lacrimógenos y ha usado mangueras de agua para dispersar a los concentrados que intentaban forzar la toma de una rotonda de los Campos Elíseos en la capital francesa.

Miles de manifestantes se reunieron, en la mañana de hoy, en la famosa avenida como parte de un día de movilización contra el aumento de los precios del combustible, los impuestos y la disminución del poder adquisitivo. El objetivo era acercarse lo más posible al Palacio del Elíseo, residencia del presidente Emmanuel Macron,ero "ningún manifestante ha accedido al área prohibida por decreto", según la Prefectura de la Policía.

Los manifestantes lanzaron objetos a la policía, improvisaron barricadas e hicieron hogueras en los Campos Elíseos, engalanados con las luces navideñas inauguradas hace dos días. "La confrontación es cada vez más violenta entre los manifestantes y la policía", han destacado diferentes medios franceses que siguen la jornada en directo. 

La manifestación había sido autorizada en el Campo de Marte, la gran explanada verde a los pies de la Torre Eiffel, pero no en los Campos Elíseos, porque había convocada cerca otra manifestación contra la violencia contra las mujeres.

Comentarios