El Gobierno central ausente en el gabinete de crisis sobre el desescombro de Paramos

El Gobierno central ausente en el gabinete de crisis sobre el desescombro de Paramos
El Gobierno central ausente en el gabinete de crisis sobre el desescombro de Paramos

La Xunta y el Concello de Tui han recordado que el Gobierno se comprometió 

Carlos Vázquez Padín, alcalde de Tui,  y Alfonso Rueda, vicepresidente de la Xunta, han vuelto a exigir con urgencia el desescombro de la zona cero de la explosión de un polvorín ilegal en Paramos. Ni el Gobierno ni la Diputación de Pontevedra han tenido representación en el gabinete de crisis celebrado ayer.

El vicepresidente de la Xunta ha recordado que el Gobierno central "se comprometió desde el principio, y lo mantiene", a hacerse cargo del desescombro, y ha lamentado que con su inasistencia resultó "muy difícil hablar del tema principal" en la reunión de ayer.  "Que el Estado ponga el dinero, encomiende a Tragsa, y si quiere que la Xunta lo coordine todo, nosotros estaríamos", ha afirmado Rueda.

Por su parte, el alcalde de Tui ha expresado la  preocupación de los vecinos por el atasco del desescombro de la zona cero. Vázquez Padín ha insistido en la idea de que debe ser Tragsa la que se encargue del desescombro, y no el Concello de Tui, que es, ha dicho, el que menos medios tiene para afrontar esta encomienda, con el consiguiente retraso adicional de los plazos.

El otro punto de la jornada relacionado con la explosión de Paramos ha sido que  la Guardia Civil y la Policía Local de Tui han accedido a las instalaciones de la Pirotecnia La Gallega, propiedad del dueño del polvorín ilegal que explotó, mató a dos personas y destruyó decenas de viviendas. 

El alcalde de Tui explicó a los medios de comunicación que tras una inspección de las instalaciones y al ver el material que había, han tenido que retrasar el desalojo hasta la semana que viene por recomendación de los responsables de los Tedax. Un retraso que habrá que notificar a la jueza ya que, previsiblemente, se va a superar el plazo marcado por la justicia para proceder al desalojo de todo el material pirotécnico.

Después del desalojo está previsto llevar a cabo la demolición de las casetas que hay en estas instalaciones. Un proyecto que está "pendiente del permiso de la Xunta de Galicia para retirar el amianto y que pedimos ya la semana pasada", informó el alcalde.

Comentarios