Desarticulado un grupo criminal especializado en el robo con fuerza de viviendas habitadas

Desarticulado un grupo criminal especializado en el robo con fuerza de viviendas habitadas

Llevaban a cabo los robos en viviendas ubicadas en urbanizaciones de la zona periurbana de Santiago de Compostela

El Grupo de Patrimonio de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Comandancia de A Coruña, ha desarticulado un activo grupo criminal compuesto por cinco ciudadanos albaneses de entre 25 y 30 años, especializado en la comisión de robos con fuerza en viviendas habitadas.

La investigación se inició al constatar un incremento de este tipo de hechos delictivos, en viviendas ubicadas en urbanizaciones de la zona periurbana de Santiago de Compostela. En todos estos robos permanecía inalterable un patrón común: los autores forzaban los accesos a los domicilios utilizando el mismo modus operandi y mientras cuatro de ellos accedían a su interior y en cuestión de minutos lo desvalijaban completamente, el quinto les esperaba en un vehículo estacionado en las inmediaciones para recogerles y emprender la huida.

El valor de lo sustraído en los robos era de tal magnitud que, a principios del mes de noviembre, este grupo no dudó en deshacerse, abandonándolo en un descampado, del vehículo utilizado para su desplazamiento, un Audi A4 de alta motorización, al considerar que podrían haber sido vistos por un testigo, no sin antes despojarlo de todo aquello que pudiera ayudar a los investigadores a averiguar su identificación o paradero.

Nuevamente, el día 22 de noviembre, temiendo haber sido vistos por un testigo, volvieron a desprenderse de otro vehículo, otro potente Audi A4, al cual dejaron incluso sin placas de matrícula. A continuación, para poder huir, sustrajeron el Mercedes, de un vecino que aún a día de hoy sigue en paradero desconocido.

El grupo se había asentado en el sur de la provincia de Pontevedra, desde donde se desplazaban, realizando 200 o 300 kilómetros cada día, para cometer los robos, dificultando de esa manera que pudieran vincularles con ellos.

El día 01 de diciembre, el operativo montado para su control y conseguir recopilar las pruebas incriminatorias necesarias para su detención, observó que el vehículo que utilizaban en esa ocasión, nuevamente otro Audi A4, tomaba la Autovía A-52 y se alejaba de su domicilio, aparentemente con intención de abandonar la Comunidad Autónoma. Se solicitó el apoyo de las Patrullas de la Comandancia de Ourense, que consiguieron dar el alto al vehículo cuando circulaba por la Autovía, a la altura de la localidad de Verín.

En ese momento ocupaban el vehículo solamente dos de los cinco miembros del grupo. Realizada una minuciosa inspección ocular en el vehículo, se comprobó que, escondidas dentro de una garrafa que contenía aceite de motor, se encontraba una ingente cantidad de joyas, cuyo posterior pesaje alcanzó un total de 1’600 kg.

Los detenidos fueron puestos a disposición del titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Verín, que decretó su ingreso en prisión sin fianza, acusándoles de un delito de robo con fuerza continuado en casa habitada, falsedad en documento público, hurto de uso de vehículo a motor e integración en grupo criminal. La investigación todavía continua abierta, quedando pendiente si la Autoridad Judicial así lo considerase, la emisión de una orden europea de detención para hacer comparecer ante la justicia al resto de miembros del grupo.


Comentarios
Lo más