Un joven reconoce haber amenazado en un foro con poner una bomba en Miami Beach

Un joven reconoce haber amenazado en un foro con poner una bomba en Miami Beach
Un joven reconoce haber amenazado en un foro con poner una bomba en Miami Beach

El detenido publicó en un foro en inglés, "4chan" donde aparecía una persona con el rostro tapado con un pañuelo palestino y armado con un kalashnikov, a lo que acompañaba un texto en el que advertía de que iba a perpetrar un atentado en las playas de Miami Beach

Un joven de Zaragoza, Enrique P.B., ha reconocido en el juicio celebrado contra él que amenazó en un foro de internet con cometer en nombre de Allah un atentado terrorista en una playa de Miami, y se ha conformado con el delito de desórdenes públicos, en su modalidad agravada, del que se le acusaba.

Fuentes de la investigación han indicado que el joven, al que las autoridades norteamericanas reclaman los 250.000 euros del coste que supuso el despliegue de medios para localizar al autor de la amenaza, ya alegó en su día que no pensaba que fuera a tener tanta trascendencia.

Los hechos tuvieron lugar en julio del pasado año cuando el joven, que entonces tenía 18 años, fue arrestado por agentes de la Comisaría General de Información de la Policía Nacional en la localidad de San Mateo de Gállego, en la provincia de Zaragoza.

El detenido publicó en un foro en inglés, "4chan" donde aparecía una persona con el rostro tapado con un pañuelo palestino y armado con un kalashnikov, a lo que acompañaba un texto en el que advertía de que iba a perpetrar un atentado en las playas de Miami Beach (Estados Unidos) en nombre de Allah.

Asimismo, a sus espaldas aparecía un póster del equipo de fútbol Miami Dolphins, lo que levantó las sospechas del FBI.

Esta agencia policial comenzó a investigar el caso, a la vez que comisionó a la Comisaría GeneraL de Información de la Policía española al comprobar que la IP desde donde se lanzó el mensaje podía estar ubicada en España.

Tras diversas pesquisas, los agentes españoles le localizaron y le detuvieron el pasado 4 de julio de 2017, cuando el joven reconoció ser el autor de esas publicaciones y alegó que “no pensaba que fueran a tener tanta trascendencia”.

Según las fuentes, la investigación generó un amplio despliegue de medios técnicos y humanos por parte del FBI y de las autoridades policiales de Miami, lo que supuso un coste económico en torno a los 250.000 dólares, que el autor de los hechos debería abonar por el gasto ocasionado.

Hoy ha tenido lugar la vista oral en el Juzgado de Instrucción número 11 de Zaragoza, conocedor de la causa, donde el acusado se ha conformado con el delito del que se le acusaba, el de desórdenes públicos en su modalidad agravada por difundir la comisión de un atentado yihadista.

Comentarios
Lo más