Un hombre ecuatoriano admite matar a un compatriota y que ocultó su identidad durante 9 años bajo el nombre de su hermano

Un hombre ecuatoriano admite matar a un compatriota y que ocultó su identidad durante 9 años bajo el nombre de su hermano
Un hombre ecuatoriano admite matar a un compatriota y que ocultó su identidad durante 9 años bajo el nombre de su hermano

El acusado fue detenido en julio de 2017 en la pedanía de Roldán, en el término de Torre Pacheco, donde utilizaba la identidad de su hermano

Un hombre de 29 años, de nacionalidad ecuatoriana, ha admitido que mató de un navajazo en el corazón a un compatriota, de 22, en julio de 2008 en Novelda (Alicante) y también que se ocultó bajo la identidad de su propio hermano durante 9 años hasta su detención en una pedanía de Torre Pacheco (Murcia).

El juicio contra Christian Leonardo P.S, que en el momento de los hechos contaba con 19 años, se ha iniciado hoy ante un jurado popular en la Audiencia Provincial de Alicante, en una vista que está previsto que dure tres días.

El acusado fue detenido en julio de 2017 en la pedanía de Roldán, en el término de Torre Pacheco, donde utilizaba la identidad de su hermano (que había regresado a Ecuador) y donde tenía un contrato de trabajo en una empresa agrícola.

La fiscalía y las acusaciones particulares de la viuda e hijo (entonces de 4 años), y de los padres, piden 14 años de cárcel por homicidio e indemnizaciones de hasta 150.000 euros, mientras que la defensa rebaja la solicitud a entre 1 y 4 años por un caso de imprudencia grave con resultado de muerte.

El acusado ha relatado a la fiscal y resto de abogados que en la medianoche del 7 de julio de 2018 había bebido durante horas y que, en una calle, se encontró con otro joven con el que su hermano había tenido problemas y que iniciaron una discusión.

Ha continuado que el otro llamó a otro grupo cercano y que se le "abalanzaron", por lo que se sintió "amedrentado" y con "miedo", ante lo cual emprendió la huida pero le alcanzaron.

En un momento dado, ha relatado que sacó el llavero donde tenía una navaja de unos 3 centímetros de hoja y, sin saber bien cómo pero en todo caso tratando de apartarles, hirió mortalmente de una puñalada a la víctima, Ricardo Vladimir M.U.

El acusado ha insistido en que "jamás" tuvo intención de causar la muerte, aunque emprendió la huida "sin mirar más atrás".

Ha continuado que posteriormente acudió a la comisaría de la Policía de la cercana localidad de Elda para decir que había habido una agresión y que le culpaban, y ha agregado que los agentes de la puerta le dirigieron al cuartel de la Guardia Civil de Novelda para que expusiera la situación, aunque no llegó a hacerlo.

En este punto, ha dicho que sus primos le aconsejaron que esperara "unos días" porque su madre dependía económicamente de él, y ha manifestado que "se dejó llevar" por estos consejos.

También ha indicado que le "mortifica" pensar en el hijo, la viuda y los padres de la víctima, y ha reiterado que si no se ha entregado durante los años transcurridos ha sido porque su madre depende económicamente de él.

A preguntas de su abogado, Christian Leonardo P.S., que lleva casi un año y medio en prisión provisional, ha explicado que la navaja utilizada formaba parte de un llavero que le habían regalado en el trabajo y que, sumando la hoja y el plástico, su longitud no supera la de un dedo.

Su abogado ha recalcado que el acusado no tuvo intención de matar sino que su objetivo era "quitarse de encima" al grupo de personas que le perseguía, y ha incidido en la "desgracia" de que la puñalada se clavara en la parte baja del corazón, cuando lo normal habría sido que diera en el hombro o el brazo.

Sin embargo, el turno inicial de intervención, la fiscal ha señalado su convencimiento de que era "plenamente" consciente de lo que hacía y ha continuado que "por eso se fugó".

Comentarios
Lo más