Las Confederación Española de Religiosos se reúne para tratar los abusos sexuales a menores

Las Confederación Española de Religiosos se reúne para tratar los abusos sexuales a menores
Foto de arquivo
Las Confederación Española de Religiosos se reúne para tratar los abusos sexuales a menores

La entidad reconoce la “gravedad y la culpabilidad” de estos delitos, “el tratamiento de ocultación que se les ha dado” y se solidariza con las víctimas “en su dolor y reclamo de justicia”

Para tratar los abusos sexuales a menores en la Iglesia católica, la Conferencia Española de Religiosos ha llamado a los superiores mayores de todas las órdenes y congregaciones religiosas del país ya que es un escándalo que está debilitando la imagen de la institución en todo el mundo. El primer encuentro tuvo lugar el miércoles, según un comunicado de la institución, en el que la entidad reconoce la “gravedad y la culpabilidad” de estos delitos, “el tratamiento de ocultación que se les ha dado” y se solidariza con las víctimas “en su dolor y reclamo de justicia”. Este comunicado fue un día después de que los jesuitas de Cataluña confirmasen que van a investigar los abusos sexuales cometidos en colegios de la orden los últimos 60 años, tras la reciente publicación de varios casos que afectan a su orden. 

“El nivel de preocupación es elevado. Confer, como institución, siempre ha estado apoyando a todas las personas que han necesitado ayuda”, informó a este periódico una portavoz. Según la institución, a la primera reunión acudieron los superiores de las órdenes más numerosas y con mayor presencia en instituciones educativas, como los salesianos, maristas y jesuitas, y también los que más casos de presuntos abusos a menores tienen en su seno. Se trataron “diversos aspectos que se reflejan con insistencia” en la selección de los candidatos al sacerdocio y a la vida religiosa. Por primera vez, expusieron la posibilidad de efectuar una evaluación psicológica de los aspirantes, además de otra espiritual y apostólica a lo largo de su formación. Las órdenes creen que debe exigirse “una madurez afectiva” para quienes deseen asumir el celibato y pidan ser ordenados curas. “Somos conscientes de que las personas que asumen la castidad por el Reino de Dios como una opción de vida, tienen el desafío de alcanzar su pleno desarrollo personal a través de un equilibrio sabio y maduro en su integración social y en la comunidad religiosa y deben ser ayudadas y acompañadas en este proceso humano y espiritual”, señala el escrito.

La Conferencia Española de Religiosos recalca que los protocolos contra la pederastia ya se llevaban a cabo con anterioridad y que estas reuniones sirven para “refrescar” y “recordar” a estos representantes los procesos que se deben llevar a cabo ante la selección de nuevos miembros, así como también la manera de actuar ante una denuncia o el conocimiento de un delito de abusos sexuales a un menor. 

Comentarios
Lo más