"Mamá leona": la mujer que apuñaló a tres hombres que estaban violando a su hija

"Mamá leona": la mujer que apuñaló a tres hombres que estaban violando a su hija
"Mamá leona": la mujer que apuñaló a tres hombres que estaban violando a su hija

Ocurrió en sudáfrica y los dos supervivientes fueron condenados a 30 años de cárcel

Una mujer sudafricanda ha visto como condenaban a los violadores supervivientes de su hija a 30 años de prisión. La mujer de 57 años, que fue apodada "mamá leona", dijo que estaba "encantada".

Todo ocurrió cuando la madre estaba preparando la cena para su hija en su casa de un publo en la Eastern Province, en Sudáfrica. Una amiga la interrumpió para decirle que tres hombres habían acorralado a su hija de 27 años y la habían arrastrado a un edificio. También le señaló que los había visto quitarse la ropa.

"Mamá leona" no obtuvo respuesta de la comisaría de policía pro lo que cogió un cuchillo de cocina, corrió dos kilómetros hasta donde la amiga de su hija le había indicado, y cuando se acercó al edificio escuchó los gritos desesperados de su hija. La madre entró y vio a tres hombres desnudos turnándose para violar a su hija. Mató a Zamile Siyeka e hirió gravemente a Zolisa Siyeca y a Mncedisi Vuba, de 24 y 31 años respectivamente que se desplomaron en charcos de sangre. 

Pero hubo indignación en Sudáfrica cuando fue acusada de asesinato y con dos cargos de intento de asesinato de los violadores supervivientes. Un fondo de ayuda recaudó más de 10.000 euros para su defensa y un abogado ofreció sus servicios de forma gratuita, pero tres semanas después, la Autoridad Nacional de Procesamiento retiró el cargo.

Siyeka y Vuba fueron declarados culpables de violar a la joven en el Tribunal Superior de Mtatha y ambos fueron condenados a 30 años en prisión. El juez Mbulelo Jolwana dijo que el hecho de que la madre les infligiera lesiones graves con un cuchillo les había enseñado una lección y los había salvado de una cadena perpetua.

Después de que los violadores fueran condenados, «mamá leona» dijo a los medios locales: «Estoy contenta con el juicio y aliviada. Todo lo que quería hacer era proteger a mi hija y cuando respondí a la llamada de su amiga no quería creer que estaba siendo violada y esperaba que fuera un error».

En total, se denuncian 110 violaciones en Sudáfrica todos los días, pero los expertos creen que la verdadera cifra podría ser hasta cuatro veces mayor, muchas están demasiado asustadas para denunciarlo.

Comentarios
Lo más