Se encuentran una manta con restos biológicos y una bolsa con pertenencias de Laura Huelmo

Se encuentran una manta con restos biológicos y una bolsa con pertenencias de Laura Huelmo
Foto de archivo
Se encuentran una manta con restos biológicos y una bolsa con pertenencias de Laura Huelmo

La bolsa de plástico hallada contenía las llaves del coche y del domicilio de la joven, un monedero y enseres de higiene

Se acaba de hallar una manta con restos de sangre de la joven zamorana Laura Luelmo en el punto kilométrico 167 de la N-435, cerca de Las Mimbreras, el lugar donde apareció el cuerpo el pasado lunes, según fuentes de la investigación. Según ha reconocido el único detenido por el crimen, Bernardo Montoya, es la que usó para trasladar el cuerpo de la joven. Además, en el cementerio de El Campillo (Huelva) han hallado también una bolsa de plástico con las llaves del coche y del domicilio de la maestra, además de un monedero y enseres de higiene. 

Bernardo Montoya, el detenido asesinato de la joven zamorana ha confesado que secuestró, intentó violar sin éxito, y dejó abandonada todavía con vida entre matorrales a la joven profesora zamorana. Sin embargo, la efectivos de la Guardia Civil están encontrando pruebas que demuestran que el detenido mintió en su versión. 

Los agentes creen que ni siquiera es verdad la manera en que abordó a la joven que ha contado Montoya: él ha dicho que ella le pidió la dirección de un supermercado, que la envió a un callejón y que ahí la golpeó contra el maletero del cochel. Pero los investigadores sospechan que la arrinconó en su misma calle y la introdujo a la fuerza en su vivienda. En su casa se han encontrado numerosas manchas de sangre que confirmarían que estuvo retenida y que fue golpeada con violencia. Además, Montoya aseguró y juró que no había podido consumar la violación de Luelmo, pero tampoco ha dicho la verdad el detenido. La autopsia ha confirmado que hubo agresión sexual. 

Comentarios