La sangre hallada en la casa de Bernardo Montoya confirmaría que Laura Luelmo estuvo horas en su casa

La sangre hallada en la casa de Bernardo Montoya confirmaría que Laura Luelmo estuvo horas en su casa
Casa Bernardo Montoya. Fuente: Google Maps
La sangre hallada en la casa de Bernardo Montoya confirmaría que Laura Luelmo estuvo horas en su casa

También indicaría que usó mucha más violencia contra la joven profesora de lo que dijo en su declaración

La Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil cree que el Bernardo Montoya mintió, una vez más, cuando en su declaración aseguró que solo intentó violarla en el barranco de La Mimbrera, en el que apareció el cadáver, y solo inmediatamente después de secuestrarla. Por lo contrario, sospechan que llevó a su casa a la joven la tarde/noche del miércoles 12 diciembre y la retuvo al menos durante unas horas para abusar de ella mientras estaba inconsciente

Especialistas de Criminalística encontraron, con ayuda de perros especializados, restos de sangre en la casa del número 1 de la calle Córdoba de El Campillo que habitaba Montoya desde que hace dos meses abandonara la cárcel de Huelva. Los restos biogicos fueron hallados con luminol, a pesar de que la casa había sido limpiada a conciencia con lejía. El asesino también utilizó lejía para lavar varias de sus prendas de vestir. 

El luminol ha sacado a la luz «gran cantidad de restos de sangre» en el interior del inmueble, según fuente policiales. Lo que indicaría que Montoya usó mucha más violencia contra la joven profesora de lo que dijo en su declaración, cuando afirmó que dejó inconsciente a la chica de un solo golpe en la cabeza contra el maletero de su coche.  El hallazgo de esa gran cantidad de restos de sangre y la impregnación profunda en varios tejidos y objetos de la casa también confirmaría que el cuerpo de la chica estuvo durante horas en esa vivienda.

Lo que cada vez es más claro el cuerpo de Laura fue arrojado al barranco aún con vida. Montoya comenzó a ser vigilado el viernes y solo pudo deshacerse del cuerpo entre la noche del miércoles y el jueves sin ser visto, un espacio de tiempo en el que la autopsia ha determinado que la chica seguía viva, que no falleció hasta la noche del viernes o madrugada del sábado.

Además, la UCO dan veracidad a un vecino que ha afirmado que vio el coche del detenido a en la zona de La Mimbrera bien entrada la noche del miércoles, el día que desapareció la chica. No obstante, insisten responsables de la investigación, el tiempo en que Laura estuvo secuestrada por su asesino todavía no ha podido ser certificado de forma definitiva.

Los investigadores hallaron una manta con restos de sangre en el punto kilométrico 167 de la N-435, cerca de Las Mimbreras. Creen que es la prenda con la que envolvió Montoya el cuerpo de Laura Luelmo para trasladarla desde su casa al barranco donde la abandonó para que muriera tras una larga agonía. También encontraron en el camino de acceso al cementerio de la localidad una bolsa de plástico con las llaves del coche de la profesora y  las llaves de la casa de la joven, enseres de higiene y su monedero.

EFE informa que el plazo máximo de detención de 72 horas establecido en la ley acaba hoy a las 13:00 horas, por lo que no parece que vaya a ser trasladado previamente hasta El Campillo para participar en otro registro o reconstrucción de los hechos

Comentarios