Es posible que Japón se retire de la Comisión Ballenera Internacional para cazar más ballenas

Es posible que Japón se retire de la Comisión Ballenera Internacional para cazar más ballenas
EFE
Es posible que Japón se retire de la Comisión Ballenera Internacional para cazar más ballenas

Está considerando la concesión de permisos de caza comercial de ballenas en los mares cercanos de Japón y dentro de su zona económica exclusiva

El gobierno de Japón ha decidido retirarse de la Comisión Ballenera Internacional (CBI) como primer paso para reanudar de forma unilateral la caza comercial de ballenas, según fuentes gubernamentales consultadas por la agencia Kyodo News . Está considerando la concesión de permisos de caza comercial de ballenas en los mares cercanos de Japón y dentro de su zona económica exclusiva, pero de momento no planea hacerlo en el océano Antártico. 

Se aplica la normativa internacional en estas aguas cercanas a la Antártida al cual prohibe la captura de ballenas desde hace tres décadas (una normativa que gestiona la CBI). Pero pese a la prohibición de cazar ballenas en el océano Antártico, durante los últimos años Japón ha capturado de diversas especies de estos cetáceos bajo la excusa de “investigación científica”.

Según  Kyodo News, la decisión de Japón de abandonar la CBI podría ser anunciada oficialmente la próxima semana, y se da después de décadas de confrontación entre miembros pro y contra la caza de ballenas de la CBI. Japón debe notificar su decisión oficialmente ante el CBI antes del 1 de enero para poder abandonarla en 2019.

El anuncio de la retirada de Japón de la CBI puede provocar una nueva oleada de críticas internacionales y, de momento, diversos grupos ecologistas ya se han avanzado a manifestarse en contra. Greenpeace ha instado al gobierno nipón a reconsiderar la decisión que la organización no gubernamental calificó de “error grave ”. ”Este desaire al multilateralismo es inaceptable”, dijo Sam Annesley, director ejecutivo de Greenpeace Japón. “Esperamos que Japón reconsidera su decisión y tome su lugar junto a las naciones que intentan deshacer el daño que las actividades humanas han hecho a las poblaciones de ballenas”.

Japón ha intentado, en los últimos 30 años, reanudar la caza comercial de especies relativamente abundantes, como las ballenas minke, pero siempre se ha visto obstaculizado por países como Australia y Nueva Zelanda Aunque el país nipón detuvo la caza comercial de ballenas en línea con una moratoria adoptada en 1982 por la CBI, ha cazado ballenas desde 1987 para lo que llama "propósitos de investigación", una práctica criticada internacionalmente como cobertura para la caza comercial de ballenas.

Y no poderá continuar la "investigación" de la caza de ballenas en el Océano Antártico si se retira de la CBI. De los países miembros, 41 están a favor de la caza de ballenas y 48 están en contra, según la Agencia de Pesca. Bajo las reglas de la CBI, una decisión de retiro entra en vigencia, en principio, el 30 de junio después de la notificación a la comisión antes del 1 de enero anterior.

Los funcionarios del gobierno han indicado a Kyodo News que Japón explicará su postura y buscará comprensión de otros países. ”Hay pescadores en Japón que se ganan la vida cazando ballenas y no podemos simplemente acabar con eso”, dijo uno de los funcionarios. Japón también ya había sugerido en 2007 que podría retirarse de la CBI, en protesta por la prohibición de la caza comercial de ballenas, pero luego Estados Unidos y otros países lo persuadieron para que permaneciera en la organización.

El país nipón se unió a la CBI en 1951. La entidad se estableció en 1948 en virtud del Convenio internacional para la regulación de la caza de ballenas para conservar las ballenas y realizar el “desarrollo ordenado de la industria ballenera”.



Comentarios