El cuidado de la sonrisa de toda la familia

El cuidado de la sonrisa de toda la familia
El cuidado de la sonrisa de toda la familia

Las frutas escarchadas del roscón, el carbón de azúcar, los caramelos duros y el alcohol son los principales enemigos de nuestra boca estos días

Si hay un festivo en el que los niños son los absolutos protagonistas ése es el Día de Reyes. Como las caries y los incidentes no se toman vacaciones, desde la Clínica de Ortodoncia Pérez Varela quieren dar unas pautas, para proteger la sonrisa de grandes y mayores estas horas cargadas de ilusión, emociones, sonrisas, luces, magia… pero también de mucho azúcar: los caramelos de la cabalgata, el roscón de Reyes con sus frutas confitadas, las figuritas de los reyes magos en chocolate, el carbón de azúcar…

Todas estas son tradiciones que encantan a los pequeños, pero con las que conviene tener cuidado para no dañar los dientes, sobre todo aquellos que llevan brackets, tanto los convencionales como los invisibles o linguales (que al ir por la cara interna del diente son más complicados de limpiar), ortopedia dentofacial, alineadores transparentes e implantes.

Para que la sonrisa no sufra estos días, el Doctor Juan Carlos Pérez Varela, de las Clínicas de Ortodoncia Pérez Varela de Santiago de Compostela y Ourense da unas recomendaciones que también son útiles en otras fiestas y en aquellos momentos en los que nos excedemos con los dulces.

– El roscón de Reyes es de textura blandita, pero has de tener cuidado con las almendras y la fruta escarchada, que además de la cantidad de azúcar que contiene, su textura provoca que los restos se queden pegados a los dientes y brackets persistentemente. Extrema las rutinas de limpieza oral para evitar que se quede adherido. Lleves, o no, ortodoncia o implantes, conviene complementar el cepillado eficiente con el uso de un irrigador bucal para “despegar” los trocitos que se quedan adheridos a las piezas dentales.

– Si estás sometiéndote a un tratamiento ortodóncico, debes evitar en la medida de lo posible los alimentos duros y pegajosos, sobre todo al principio. Si estás aún pasando el periodo de adaptación (las primeras semanas) es mejor renunciar a morder el duro carbón de azúcar, que tendrá que esperar a que acabes con los brackets.

– Si podemos comer con tranquilidad las figuritas en chocolate de los Reyes, sobre todo si es chocolate negro al 70%

– El consumo de alcohol incrementa el riesgo de caries y daña el esmalte dental. Es preferible tomar vino tinto frente al blanco o a los espumosos. Si tomas bebidas carbonatadas mejor hacerlo a través de una pajita para minimizar el contacto con los dientes. Después, espera al menos 45 minutos antes de cepillarte los dientes, o empeorarás la erosión del esmalte. Una buena solución es enjuagarse con agua justo después de beber alcohol o beber leche para neutralizar el ácido.

– Evita el picoteo: Estar todo el día comiendo mantiene la acidez baja, por eso picar entre horas aumenta el riesgo de caries. Lo mismo respecto al azúcar: si vamos a tomar dulces es mejor hacerlo durante las comidas en vez de estar picoteando.

- Durante estas fiestas que están a punto de rematar abusamos de alimentos que perjudican la salud de la boca como guirlache, peladillas, turrones o garrapiñadas, que son pegajosos y nos dejan restos entre los dientes (y entre los brackets si los llevas) incluso después del cepillado. Complementa la higiene con un irrigador bucodental, cepillos interdentales y un enjuague específico.

- Elude los alimentos duros para evitar caídas de brackets, torceduras de arcos, caídas de empastes, fracturas dentales o astillamientos de dientes.

- Si comes fuera de casa y te has olvidado el cepillo puedes mascar chicle sin azúcar (en caso de que no lleves brackets) para estimular la salivación y proteger a los dientes de las caries. Morder una manzana o fruta dura puede ser una buena alternativa también.

Comentarios