Mujer y explotada sexualmente, el perfil de la víctima de trata en Sudamérica

Mujer y explotada sexualmente, el perfil de la víctima de trata en Sudamérica
Mujer y explotada sexualmente, el perfil de la víctima de trata en Sudamérica

El informe de la ONU, con datos de 2016, indica que en la mayoría de los casos la víctima es explotada sexualmente (58 %), seguido del trabajo forzado (32 %)

El 82 % del total de la víctimas detectadas en América del Sur en los casos de trata de personas son mujeres y su destino más común es la explotación sexual, informó la Oficina de la ONU contra la Droga y el Delito (ONUDD).

Según el Informe Global sobre Trata de Personas 2018 -difundido hoy en Viena-, las mujeres adultas suponen el 55 % de las víctimas documentadas y las niñas el 31 %, mientras que los casos masculinos se divide en un 12 % de hombres y un 6 % de niños.

El informe de la ONU, con datos de 2016, indica que en la mayoría de los casos la víctima es explotada sexualmente (58 %), seguido del trabajo forzado (32 %).

La ONU señala que "los países andinos reportan una proporción particularmente grande de trata de niños", así, En Bolivia y Perú se detectaron más víctimas infantiles que adultos, mientras que en Ecuador los menores representan poco menos de la mitad del total.

Argentina y Paraguay detectaron un número muy grande -alrededor del 50 % del total- de víctimas de trata para trabajos forzados, mientras que esa cifra en Bolivia alcanzó el 30 %.

Si bien la forma más conocida de trata es la explotación sexual, otras víctimas trabajan en condiciones de esclavitud en tareas domésticas o en sectores como la pesca.

La trata consiste en trasladar y retener a una persona mediante la fuerza o la coerción, con el fin de explotarla sexual o laboralmente.

Otras formas de explotación detectadas en América de Sur son la trata para adopciones ilegales y la mendicidad forzada.

La ONU destaca que en Bolivia se detectaron entre 2014 y 2017 a 170 víctimas de trata destinadas a adopciones ilegales.

Mientras que la mayoría de las víctimas en América del Sur son femeninas, dos tercios de los detenidos y condenados por esta nueva forma de esclavitud son hombres.

La mayor parte de los casos de trata se registraron o bien dentro del país o de la propia región sudamericana, siguiendo un patrón universal, desde zonas más pobres a otras más ricas.

El informe analiza unos 24.000 casos documentados en 2016 en 142 países, y a nivel global la explotación sexual (59 %) sigue siendo el delito más frecuente de esta "esclavitud del siglo XXI", seguido por el trabajo forzado (34 %).

En América del Sur se detectan en 2016 alrededor de 0,7 víctimas por cada 100.000 habitantes, una cifra por detrás de Europa, Norteamérica y América Central, y similar a la de Asia.

La ONU destaca que casi todos los países de la región tienen una legislación específica sobre trata de personas en línea con la normativa internacional.

Comentarios
Lo más