Jupol denuncia que muchos fines de semana solo hay siete efectivos en la comisaría de Santiago

Jupol denuncia que muchos fines de semana solo hay siete efectivos en la comisaría de Santiago
Foto de archivo
Jupol denuncia que muchos fines de semana solo hay siete efectivos en la comisaría de Santiago

La Policía Nacional carece de personal suficiente que condiciona su capacidad operativa en la capital compostelana

En Santiago de Compostela, la Policía Nacional carece de personal suficiente que condiciona su capacidad operativa. En la comisaría faltan por cubrir sesenta plazas ya que en realidad deberían haber 277 agentes. Esta situación ha sido denunciada en reiteradas ocasiones por el Sindicato Unificado de Policía (SUP) y ahora también lo hace la nueva organización Justicia Policial (Jupol). Denuncia que hay fines de semana en los que tan solo hay siete efectivos disponibles: "un coordinador, un agente de seguridad, otro en la oficina de denuncias y cuatro repartidos en dos vehículos", explican. Un dispositivo que solo contaría con dos coches patrulla en las calles.

Jupol destaca que "al quedar en muchas ocasiones un solo agente de seguridad (en el edificio) tiene que hacerse cargo a la vez del visionado de cámaras, interior y exterior de las dependencias, control de los vehículos que intentan aparcar en la zona, ingreso, custodia y asistencia de detenidos, atención, información, control y gestión del acceso a las personas al interior de la comisaría, entre otras funciones". Además añaden que este policía «no cuenta con refuerzos incluso en fechas y servicios señalados».

Indican que también en ocasiones hay un solo agente en la oficina de denuncias y atención al ciudadano "lo que provoca malestar y quejas verbales de los denunciantes, que no se materializan en el libro de reclamaciones por empatía y comprensión hacia el trabajador, que en muchas ocasiones se ve desbordado al tener, entre otras, las funciones de toma de denuncias, gestión de la centralita en las dependencias para información general, ingreso y tramitación de detenidos, gestión de correos y faxes, estadística, gestión y custodia de objetos extraviados, libros de registro e incluso en ocasiones se le ordena el apoyo al servicio de seguridad al encontrarse en mínimos".

El sindicato denuncia que también ha habido ocasiones en que las vacantes se han cubierto "a dedo, sin publicarlas y sin salir a concurso, con lo cual los funcionarios que quieran optar a ellas no tienen ningún tipo de oportunidad, pese a estar en muchos casos en posesión de titulación especializada".

En referencia a lo anterior, Jupol envió un escrito al comisario en protesta por la situación, que les contestó explicándoles que las plazas que quedan vacantes se cubren temporalmente por el personal que menos perjudique al normal funcionamiento de la comisaría. Pero no están de acuerdo ya que afirman que la práctica habitual es que esas plazas ya se queden después cubiertas por las personas que lo hicieron de modo provisional.

También se sienten preocupados por sus vehículos privados ya que actualmente hay decretada una prohibición que les impide aparcar en la plaza de la comisaría, en la calle Rodrigo de Padrón. Sostienen que a las horas en las que algunos de estos agentes entran a trabajar no hay transporte público, lo que les obliga a utilizar su vehículo particular que, al quedar estacionados en la calle, a veces aparecen dañados "no se sabe si por casualidad o debido a venganzas por intervenciones de los funcionarios".

Para el sindicato Justicia Policial, la prohibición a los agentes de aparcar en la plaza de la comisaría compostelana genera mayor malestar porque aseguran que «no es igual para todos» y la califican como «arbitraria» porque en ocasiones se le permite a «conocidos» del comisario «como por ejemplo varios vehículos aparcados que venían realizando el camino de Santiago», explican.


Comentarios
Lo más