La CNMV analiza el reflejo de las escuchas de Villarejo en las cuentas del BBVA

Foto de archivo
La CNMV analiza el reflejo de las escuchas de Villarejo en las cuentas del BBVA

La Comisión quiere analizar si hubo pagos y si se reflejaron en la contabilidad

Durante tres meses en 2004, el comisario José Villarejo controló para el BBVA las comunicaciones entre el jefe de la Oficina Económica de José Luis Rodríguez Zapatero, Miguel Sebastián, el presidente en el momento de Sacyr, Luis del Rivero, yel industrial Juan Abelló y , durante el intento de asalto de Sacyr al banco. También fueron espiadas decenas de personas, empresas y medios de comunicación que tuvieron un papel secundario en esa ofensiva, según informa Moncloa.com y El Confidencial.


La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) admite que está prestando atención a la situación creada de dos maneras. Por un lado, desde el punto de vista financiero, analizará si hubo pagos y si se reflejaron adecuadamente en la contabilidad o, si se recibió alguna sanción, comprobar si se hicieron constar.

Por otro lado, la CNMV está analizando el caso desde el punto de vista de la protección del que fue presidente del mismo organismo, Manuel Conthe, y su vicepresidente, Carlos Arenillas, que ocuparon estos cargos durante los años en los que supuestamente Villarejo realizó las escuchas. Por último, la CNMV reafirma su voluntad de colaborar con la justicia si este caso llega a la fiscalía o a los tribunales. 

Por otra banda, alrededor de las 16:30 horas, el BBVA ha emitido un comunicado en el que asegura: "En relación con las informaciones publicadas sobre el Grupo Cenyt, que de ser ciertas revestirían una indudable gravedad, BBVA manifiesta que en junio de 2018 inició una investigación sobre la contratación y los servicios prestados por dicha empresa. Además, solicitó a un despacho externo de abogados una revisión independiente de los hechos y de la documentación disponible. Ambas actuaciones están en curso en la actualidad".

Añade que "si en las investigaciones se acreditara la existencia de irregularidades, BBVA tomará las medidas internas que procedan y llevará a cabo las acciones judiciales pertinentes, y como siempre, colaborará con la justicia".

Villarejo llegó a facilitar el contenido de hasta 15.000 llamadas telefónicas a directivos de BBVA, según los documentos a los que han accedido los dos medios citados. Las acusaciones de politización por parte del PP y la falta de apoyo del Banco de España llevaron a Sacyr a desistir de su intento.

Este espionaje sin orden judicial permitió a la dirección de BBVA adelantarse a los movimientos del "Grupo Hostil", como bautizaron en clave Villarejo y la entidad al círculo de empresarios y políticos. El contrataque del comisario, financiado por BBVA, se basó en señalar la implicación del Gobierno socialista y en buscar aspectos negativos del "Grupo Hostil".

Comentarios