La Fiscalía investigará la muerte de dos pacientes en los pasillos en Urgencias del CHUS el 2 de enero

La Fiscalía investigará la muerte de dos pacientes en los pasillos en Urgencias del CHUS el 2 de enero

El primero, esperó “dos horas y media hasta entrar al cubículo” donde sufrió una parada cardíaca y, aunque los médicos intentaron reanimarlo, ya “era muy tare para hacer algo por su corazón”

Profesionales médicos han denunciado hoy en un juzgado el fallecimiento de dos personas en los pasillos del servicio de Urgencias del Complejo hospitalario de Santiago de Compostela y han indicado que Fiscalía ha abierto diligencias informativas.

Así lo ha indicado la médica de urgencias del citado centro médico Fátima Nercellas en su comparecencia en una reunión de una comisión “alternativa” integrada solo por los grupos de la oposición del Parlamento de Galicia que investiga el impacto de los recortes presupuestarios en el sistema de salud y que funciona al margen de la que esa Cámara desarrolla solo con presencia de diputados del PPdeG.

Nercellas ha explicado que esta mañana ha denunciado la situación de precariedad y de colapso en el servicio de urgencias del citado hospital que derivó en el “deterioro" de la salud de dos pacientes durante su espera en los pasillos, que acabaron “falleciendo”.

Eso ocurrió pese a los avisos que los profesionales médicos hicieron a la dirección del centro y al Sergas, el organismo de la Xunta que gestiona el sistema de salud pública, a los que enviaron “tres alertas” que no fueron atendidas, según la profesional médica.

En su intervención, la médico que también es delegada de prevención de la junta de personal del citado centro médico, ha explicado que en la jornada del 2 de enero llegó a haber "cuatro pacientes en parada" en los pasillos de urgencias, espacios en los que se acumularon hasta "29 pacientes".

Según su relato, “la situación era de extrema gravedad con 29 pacientes graves en el pasillo” y “aun así se negaron a abrir la sala de reanimación antigua” con la que cuenta el Complejo hospitalario universitario de Santiago de Compostela.

En su opinión, "la falta personal y espacio de trabajo hace que la gente se deteriore hasta morir en el pasillo o en un tiempo breve de entrada en el cubículo” y ha señalado que el asunto remitido a la Fiscalía concierne “dos ancianos frágiles”, uno de ellos fallecido de un infarto y otro de una esquemia intestinal.

El primero, esperó “dos horas y media hasta entrar al cubículo” donde sufrió una parada cardíaca y, aunque los médicos intentaron reanimarlo, ya “era muy tarde para hacer algo por su corazón”.

El segundo caso es de una mujer anciana que sufrió una “pre-parada” cardíaca ante un una situación “muy grave” que presentaba y tuvo que pasar más de una hora en el pasillo.

En esa jornada y ante el colapso de servicio de urgencias, los profesionales trabajaron bajo gran presión porque “no queríamos llegar al tercer y cuarto fallecido en el pasillo porque para nosotros es un estrés enorme”, ha señalado.

“Es una situación que no es asumible, así no se puede trabajar de denuncia en denuncia” sin ninguna actuación al respecto porque “el resultado es lo que pasó este día", ha observado.

Además, ha denunciado que “al día siguiente” del fallecimiento de estas dos personas, había “quince pacientes allí por los pasillos” imposibilitando las “vías de transito y de evacuación”.

Esta denuncia se suma a otra de características similares, después de que se remitiese al Juzgado de Santiago de Compostela el fallecimiento de una persona también en los pasillos del mismo complejo hospitalario en febrero de 2017 al considerar que "hay indicios de delito”.

Nercellas ha concluido su comparecencia lamentando que los directivos del Sergas “no hacen caso a nada, Inspección de Trabajo nada, el Fiscal y los jueces es que les dan exactamente igual, lo único que les preocupa a lo mejor es esto (la comisión de investigación) y la prensa”, ha concluido.

Los tres partidos de la oposición -En Marea, PSdeG y BNG- iniciaron en septiembre pasado un procedimiento extraordinario en el Parlamento de Galicia para establecer una comisión de investigación sobre la muerte de un paciente en agosto pasado en un centro médico del municipio pontevedrés de en A Estrada por falta de personal facultativo, así como el fallecimiento de varios enfermos de hepatitis C por falta de dispensación de medicamentos.

Esa comisión, que pretendía examinar también el impacto de los recortes presupuestarios en el sistema de salud pública fue finalmente boicoteada por esos tres partidos que alegan que el PPdeG, que dispone de mayoría en la Cámara autonómico, no aceptó algunos de los invitados propuestos, y decidieron instaurar esa comisión "paralela" en la que ha intervenido Nercellas.

Comentarios